Edad ContemporáneaEn PortadaHistoria

Los hermanos Álvarez Quintero, el dúo inseparable del teatro andaluz

Su primer éxito resonante lo obtuvieron en 1897 con "El ojito derecho"

Suya era una positiva frase: «¡alegrémonos de haber nacido!»

hermanos alvarez quintero teatro andaluz
Serafín y Joaquín Álvarez Quintero (Mundo Gráfico Magazine. 26-01-1931)

Los comienzos de los hermanos Álvarez Quintero

Serafín Álvarez Quintero (Utrera, Sevilla, 26 de marzo de 1871 – Madrid, 12 de abril de 1938). Joaquín Álvarez Quintero (Utrera, 20 de enero de 1873 – Madrid, 14 de junio de 1944).

Desde muy jóvenes comenzaron a escribir para el teatro llegando a interpretarse en el patio de su casa. Ambos eran muy distintos en apariencia física y personalidad: Joaquín era más reservado e introvertido; Serafín era amistoso, cordial y alegre. Publicaron su propia revista: «El Perecito», a la vez que colaboraban en diversas publicaciones como «El Diablo Cojuelo».

hermanos alvarez quintero teatro serafín
Retrato de Serafín Álvarez Quintero, Parque María Luisa, Sevilla

Llegaron a ser insignes comediógrafos y maestros del habla castellana, al extremo de que los dos fueron miembros de la Real Academia Española de la Lengua, Serafín fue nombrado en 1920, mientras que Joaquín lo fue cinco años más tarde.

Comenzaron a escribir en la época en la que aún gustaba mucho el género dramático de José Echegaray; pero ellos, frente a esa forma de escribir muy altisonante y frente a esas escenas terribles de angustia y muerte, peculiares del gran dramaturgo, crearon un teatro sencillo, gracioso, alegre y luminoso, que pronto provocó el entusiasmo del público.

hermanos alvarez quintero teatro cervantes
Antiguo Teatro Cervantes de Sevilla, en la actualidad es una sala de cine desde 1964 y conserva el mismo nombre del teatro (Sevillasecreta)

Su debut como autores tuvo lugar en 1888 con Esgrima y amor en el Teatro Cervantes de Sevilla. A partir de 1889, en Madrid estrenan varios sainetes líricos y juguetes cómicos: Gilito (1989), Blancas y negras (1892), La media naranja (1894), La buena sombra (1895), La reja (1897), El traje de luces (1898), El patio (1900). Pero su primer éxito resonante lo obtuvieron en 1897 con El ojito derecho.

Inseparables

Los hermanos Álvarez Quintero eran un dúo inseparable: escribían juntos, la compenetración entre ambos era máxima, saludaban juntos al público desde el escenario y a las tertulias también acudían juntos. Se querían tanto que cuando murió Serafin, Joaquín vivió tan quebrantado que seis años después falleció también.

El teatro de los Álvarez Quintero

Transmitieron en sus obras teatrales una visión bondadosa y amable de la vida, aunque hay quien la considera un sentimentalismo edulcorado y de color rosa. Su teatro era diferente, de acción sencilla, inspirada en los sucesos más propios y corriente de los patios de Andalucía.

Pintaron el hermoso paisaje andaluz, con sus gentes dicharacheras y amistosas, con su ingenio y su donosura. Presenciar una obra de los dos hermanos era lo mismo que estar en un patio andaluz lleno de frescura, con sus mármoles blancos y sus fuentes cantarinas. En sus comedias, el acento andaluz estaba muy presente, pero sin caer en la chabacanería y sin forzarlo, evitando la exageración.

hermanos alvarez quintero teatro malvaloca
Cartel publicitario de la película Malvaloca, basada en la obra teatral escrita en 1912 por los hermanos Álvarez Quintero (Todocoleccion.net)

Cincuenta años de su existencia dedicaron a escribir ese teatro amable y noble, cargado de humor; caracterizado por su soltura, agilidad y poder comunicativo, y que provocaba la sonrisa al espectador. Casi la totalidad de la trayectoria teatral de los hermanos Álvarez Quintero se suele asociar con el costumbrismo y el humor.

Sus obras

El teatro producido por los hermanos se encontraba entre lo más valioso del teatro comercial de la época, al que posteriormente, y con otras ideas renovadoras, llegarían los producidos por Ramón del Valle-Inclán y años más tarde por el granadino Federico García Lorca. Muchísimas obras teatrales escribieron los hermanos Álvarez Quintero, y todas se hicieron célebres: El patio (1900), Las flores (1901), El amor que pasa (1904), Puebla de las mujeres (1912) y Malvaloca (1912). Juntos, escribieron más de doscientas obras —ciento seis fueron traducidas a otros idiomas—, e incluso Joaquín, a pesar de haber fallecido Serafín, seguía firmando las nuevas comedias que escribía como «Joaquín y Serafín Álvarez Quintero».

Azorín, el que fue considerado un maestro del lenguaje en su época, escribió sobre los dos hermanos utreranos:

Los Álvarez Quintero han traído al arte dramático -y esa es su originalidad- un perfecto equilibrio entre el sentimiento individual y el sentimiento colectivo, entre la persona y la sociedad.

Fuentes:

Javier Huerta, Emilio Peral, Héctor Urzaiz, Teatro español de la A a la Z

José Losada de la Torre (1945). Perfil de los hermanos Álvarez Quintero

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar