Edad AntiguaEn PortadaHistoria

Diez enemigos que pusieron en jaque a la poderosa Roma

Algunos de ellos fueron usados como símbolos al forjarse las identidades nacionales de los países modernos

Comandados por unos valerosos líderes capaces de cruzar los Alpes para atacar la mismísima ciudad de Roma, los pueblos invadidos por el Imperio Romano lucharon contra sus legiones y a veces llegaron a ponerlas en situaciones muy delicadas.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Mapa del Imperio Romano (R. Laguna)

10. Breno

Descrito como una tribu particularmente guerrera, los senones le provocaron muchos problemas a la República romana, que culminó con el primer saqueo de Roma en 390 a. C. En la batalla de Alia, Breno dirigió a un ejército de la Galia Cisalpina contra los romanos. A pesar de que era superado en número, su ejército de alrededor de 15.000 hombres logró vencer al ejército de la República y procedió a saquear Roma —tomaron la ciudad entera salvo la colina Capitolina— durante un par de semanas, saqueando, violando y matando a sus ciudadanos.

El Senado le había pedido al jefe militar galo que cesara la matanza, tratando de comprarlo con oro. Sin embargo, el cacique exigió más y según la leyenda, dijo: “Vae victis” (“Ay de los vencidos”). Poco después murió debido a una enfermedad y su ejército se dispersó.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Escultura representando a Breno que adornaba un navío francés del siglo XVIII o XIX

09. Aníbal Barca

Continuando con el legado de su padre al oponerse al gobierno de Roma, Aníbal Barca, hijo de Amílcar Barca, había reunido a un ejército de 60.000 hombres formado por los mejores mercenarios de Cartago y llevando consigo a 38 elefantes africanos. Emprendió una larga marcha desde Hispania a través de la Galia cruzando los Pirineos y los Alpes con la intención de saquear Roma. Derrotó a los romanos en Tesino y en Trebia. Al año siguiente venció junto al lago Trasimeno y tenía la ciudad de Roma a su alcance, pero no se atrevió a atacar la ciudad.

Venció en Cannas en agosto del 216 a.C. Tenía bajo control a los romanos de su territorio, pero se encontraba sin posibilidad de recibir refuerzos. Los romanos aprovecharon para contraatacar en Hispania, expulsando a los cartagineses de allí, bajo el mando de el general romano Publio Cornelio Escipión, llamado el Africano. La siguiente jugada del Africano fue desembarcar en Cartago y atraer de vuelta a casa a Aníbal, al que derrotó en la batalla de Zama. Aníbal huyó a Bitinia, donde decidió quitarse la vida el año 183 a.C.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Busto de Aníbal Barca en Cartagena. Escultura realizada por Juan José Quirós

08. Viriato

Según la mayoría de las fuentes Viriato era originalmente un pastor. Se convirtió en caudillo, en el terror de los romanos en la península ibérica. Según Apiano, escapó de una encerrona que organizó el pretor romano Galba en el año 150 a.C. En el año 147 a.C se vio cercado por el pretor Cayo Vetilio, pero rompió las líneas romanas y posteriormente emboscó a sus perseguidores romanos dando muerte a Vetilio.

Derrotó a Cayo Plaucio y Claudio Unimano, y ocupó Segóbriga. La situación se presentaba muy delicada para los romanos, Roma envió a la península al cónsul Fabio Máximo Emiliano y a sus tropas, derrotando a Viriato en el año 145 a.C. Esta derrota obligó al caudillo a replegarse a Lusitania.

Viriato consiguió levantar a los pueblos celtíberos contra el poder de Roma, lo que produjo un enorme desgaste para los romanos. El caudillo derrotó al pretor de la Citerior, Quincio, y al cónsul Serviliano en el 141 a.C. Se firmó la paz con Roma, pero como esta quería sofocar la resistencia de celtíberos y lusitanos, la rompió y se enviaron nuevas tropas bajo el mando del cónsul Cepión.

Según Apiano, Cepión negoció con los ursaonenses Audax, Ditalcos y Minuros, prometiéndoles riquezas y tierras si asesinaban a Viriato. Los tres volvieron al campamento y se dirigieron al lugar donde Viriato dormía, para asesinarlo clavándole un puñal en el cuello. Una vez muerto el líder, la rebelión perdió fuerza y en pocos años Roma consolidó su posición en la península Ibérica, pacificándose por completo el territorio en tiempos de Augusto.

Muerte de Viriato (1807), de José Madrazo.

07. Espartaco

Espartaco, nacido en Tracia, sirvió en las tropas auxiliares de Roma, desertó, pero fue capturado y vendido como esclavo a un entrenador de gladiadores de Capua llamado Léntulo. Organizó una revuelta en la escuela de gladiadores, matando a los guardias y reuniendo a todas las personas que estuviesen dispuestas a luchar.

Lo que comenzó como una pequeña revuelta se convirtió rápidamente en una gran rebelión que se extendió por toda la península itálica, desde un pequeño número de gladiadores hasta 120.000 personas: hombres, mujeres y niños de diversos orígenes. La mayoría eran esclavos que se reunieron bajo su liderazgo.

Sus hombres saquearon los territorios de la península itálica y derrotaron seis veces a las tropas romanas enviadas para sofocarlos. Roma, temerosa de que la revuelta se extendiese y que asaltasen la capital, le encomendó diez legiones a Marco Licinio Craso, — nombrado procónsul—, y este venció en Lucania a Espartaco en 71 a.C. El tracio murió en esta batalla y la rebelión perdió a su líder abocándola al fracaso, que fue acelerado por la intervención de las tropas de Pompeyo y Lúculo, crucificando a los capturados.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Estatua de Espartaco en el Museo del Louvre, por Denis Foyatier

06. Vercingétorix

Cuando la Galia comenzaba a ser gobernada por completo por Roma, un jefe notoriamente obstinado llamado Vercingétorix comenzó la última revuelta sangrienta en el 52 a. C. reuniendo bajo su estandarte a cada tribu que estaba dispuesta a resistir al poder de Roma. Aplicó la táctica de tierra quemada y evitó la confrontación directa con las legiones romanas. Los romanos estaban liderados por la figura de Julio César, derrotado en Gergovia

Tras la derrota, Julio César organizó a sus tropas y formó doce nuevas legiones. Vercingétorix reunió a sus tropas, aproximadamente 80.000 soldados, en Alesia. Los romanos construyeron una enorme muralla doble que rodeaba la ciudad bloqueándola completamente. Los galos lanzaron varios ataques a las sólidas defensas, pero nada pudieron hacer contra ellas, y tras cuarenta días de asedio, Vercingétorix aceptó la derrota y rindió la ciudad. Su muerte ha sido objeto de especulaciones, aunque se dice que al líder galo se le encerró seis años en una celda de Tullianum para ser estrangulado en la celebración del triunfo sobre la Galia en agosto de 46 a.C.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Vercingétorix arroja sus armas a los pies de Julio César, por Lionel Noel Royer (1899)

05. Arminio

Arminio era germano de nacimiento pero ciudadano romano, conocía muy bien su mundo, incluyendo la doctrina militar latina, que en el futuro usaría en su favor. Arminio se convertiría en una perdición para el Imperio Romano cuando se volvió en su contra.

Después de obtener el mando de una fuerza auxiliar de queruscos y de ser designado gobernador en Germania inferior, reunió a todas las tribus germánicas bajo su bandera. Con éxito en su misión, esperó a las legiones romanas que marcharon hacia el Bosque de Teutoburgo, donde tres legiones bajo el mando de Publio Quintilio Varo fueron emboscadas y aniquiladas por los hombres de Arminio el 9 a.C.

Roma contraatacó el año 13 a. C. cuando Julio César Germánico invadió el territorio y llevó a cabo escaramuzas. La última batalla importante entre estos dos líderes se produjo el en el año 16 a.C. en Idistaviso alzándose con la victoria los romanos, pero Arminio logró escapar. Su muerte llegó en el año 21 a.C. asesinado a traición por su familia política.

enemigos imperio romano espartaco boudica
“Arminio se despide de Thusnelda” (Johannes Gehrts, 1884)

04. Boudica

La famosa reina de la tribu de los icenos comenzó una revuelta después de que el territorio dejado por su esposo fallecido fuera invadido por legiones. Ella se quejó y fue atada a un poste, la azotaron y sus hijas fueron violadas. Furiosa, reunió a un ejército de 100.000 miembros de varias tribus bajo su bandera, y puso rumbo a Camulodunum (Colchester) derrotando en esta población a un destacamento de la Legión IX Hispana.

Tras esta victoria, Boudica y sus guerreros incendiaron y masacraron a los habitantes de Londinium, gracias a la huida del gobernador de Britania, Cayo Suetonio Paulino. Los romanos bajo el mando de Suetonio y los guerreros de Boudica se volvieron a ver las caras en la batalla de Watling Street, donde los romanos lograron la victoria. Los romanos no tuvieron piedad alguna con la gente de Boudica, entre la que había niños, mujeres y ancianos. Se dice que Boudica se envenenó para evitar caer en manos de sus enemigos y otra versión dice que murió junto a sus dos hijas en aquella última batalla.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Estatua de Boudica en el Westminster Millennium Pier, Londres

03. Alarico I

El rey de los visigodos, Alarico, fue aliado de los romanos a las órdenes de Teodosio I el Grande, pero cuando este murió, decidió actuar por su propia cuenta. Arrasó Grecia y amenazó Constantinopla.

Estilicón, general romano de origen vándalo, lo atacó y Alarico se replegó. Posteriormente sus caminos volvieron a cruzarse y Estilicón lo derrotó en Pollentia y Verona cuando el rey de los visigodos marchó sobre Italia en el año 400 d.C. La suerte le sonrió cuando Estilicón fue ejecutado en el 407 d.C. y pudo avanzar por la península itálica al disgregarse el ejército romano. En el año 410 d.C. sitió Roma, la tomó y la saqueó. Alarico murió de fiebre a los 35 años.

enemigos imperio romano espartaco boudica
“Alarico siendo enterrado” (obra de 1895 por Heinrich Leutemann)

02. Atila

Atila, rey de los hunos, heredó el trono conjuntamente con su hermano Bleda, pero lo asesinó y se hizo con el poder en solitario unificando a las tribus. El territorio de los hunos se extendía desde el mar Caspio hasta los Alpes. El ejército de Atila estaba formado principalmente por germanos, que utilizará contra el Imperio Romano de Oriente.

Entre el 441-43 d. C. llegó hasta las puertas de la capital, Constantinopla. Pero sus avances no terminaron ahí, fue más allá, hacia el oeste del continente europeo. Atila invadió la Galia en el año 451 d. C. y fue derrotado por un ejército conjunto romano-visigodo en la batalla de los Campos Cataláunicos (cerca de Troyes) que forzó su retirada.

En el 452 d. C. invadió el norte de Italia arrasando ciudades como Milán, Padua. Valentiniano III, el emperador romano de Occidente, no sabía cómo frenar a las tropas de Atila, y fue el papa San León Magno quien pactó la retirada de los hunos pagándoles un tributo.

Las leyendas dicen que murió al sufrir una hemorragia nasal en su noche de bodas en el 453 d. C. Otra teoría apunta a que murió atravesado por la daga de Grudun, su mujer.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Atila (Wikimedia)

01. Genserico

Genserico sucedió a su hermano Gunderico en el año 428 d.C. y al año siguiente se trasladó con todo su pueblo del sur de la península Ibérica al norte de África. En el año 439 d.C. capturó por sorpresa la ciudad de Cartago convirtiéndola en la capital del reino y continuó su expansión por el territorio norteafricano a costa de los romanos.

El tercer saqueo de Roma llegó en 455 d.C. a manos de Genserico, prolongandose durante catorce días. Después de esta, su principal hazaña, se adueñó de las islas del Mediterráneo occidental (Córcega, Cerdeña, Sicilia, Baleares). En el año 477 d.C. murió y fue sucedido por su hijo Hunerico.

enemigos imperio romano espartaco boudica
Genserico saqueando Roma (obra de Karl Briulov)

Fuentes:

Darío Varela (2007). Genserico, rey de los vándalos

Barry Strauss (2010). La guerra de Espartaco

Juan Antonio Cebrián (2001). Pasajes de la Historia: «Atila, rey de los hunos»

Graham Webster (2007). Boudica: la reina guerrera

Juan Antonio Cebrián (2001). Pasajes de la Historia: «Arminio y la Batalla del Bosque de Teutoburgo»

Juan Antonio Cebrián (2002) La aventura de los godos

Pierre Miquel (1996). Historia de Francia: de Vercingétorix a De Gaulle

Miguel Ángel Mira Guardiola (2000). Cartago contra Roma: las guerras púnicas

Dennis L. Simms (1995). Arquímedes el ingeniero

Mauricio Pastor Muñoz (2000). La figura de Viriato y su importancia en la sociedad lusitana

Etiquetas
Cartago Enemigos Galia imperio romano

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario política de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad adaptada al nuevo reglamento GDPR.01/05/2018

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Debido al exceso de plagios hemos cancelado esta opción. Sentimos las molestias !!
Cerrar
Cerrar