Giovanni Dionigi Galeni nació en 1529 en la villa calabresa de Le Castella, (Italia). Era hijo de un marino, no de esos de guerra, sino de uno de aquellos que embarcaban bien para pescar o bien para hacer cargas comerciales, un humilde currante.

Castella
Castella

Con 17 años ingresa en el seminario para hacerse cura, una buena profesión en aquel entonces. Pero todo se tuerce un día de abril cuando se dirigía (según algunos historiadores) hacia el que iba a ser su convento de destino… El turco Alí Ahmed, de la flota de Barbarroja, capturó el barco en el que iba y fue vendido como esclavo.

..el Uchalí, al cual llamaban Uchalí Fartax, que quiere decir en lengua turquesca ‘el renegado tiñoso’, porque lo era, y es costumbre entre los turcos ponerse nombres de alguna falta que tengan o de alguna virtud que en ellos haya; y esto es porque no hay entre ellos sino cuatro apellidos de linajes, que descienden de la casa otomana, y los demás, como tengo dicho, toman nombre y apellido ya de las tachas del cuerpo, y ya de las virtudes del ánimo.

Y este Tiñoso bogó el remo, siendo esclavo del Gran Señor, catorce años, y a más de los treinta y cuatro de su edad renegó, de despecho de que un turco, estando al remo, le dio un bofetón, y por poderse vengar dejó su fe; y fue tanto su valor, que, sin subir por los torpes medios y caminos que los más privados del Gran Turco suben, vino a ser rey de Argel, y después a ser general de la mar, que es el tercero cargo que hay en aquel señorío.

(Extracto de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes).

quijote

Los prisioneros fueron vendidos al corsario sarraceno, también de origen calabrés, Cafer Reis (reis significa almirante), y son usados como esclavos (galeotes) en las galeras de su propiedad.

Galera Otomana
Galera Otomana

Giovanni prospera a bordo y pronto pasa de ser un simple galeote a remar en proa, junto a los mejores remeros. Entre los esclavos se le comienza a llamar “El Tiñoso”, por unas marcas que tenía en la cara debido a una infección tiñosa que padeció en el rostro.

Se convierte al islam, no se sabe muy bien por qué, pero seguramente sería una vía para escapar de la esclavitud, ya que al ser musulmán tenía derechos que como cristiano no le eran reconocidos.

Es obligatorio en el islam, cuando uno se convierte, que escoja un nombre que se corresponda con su nueva religión, Giovanni cambió el suyo por el de: Uluj Alí.

Busto de Uluj Ali en su localidad natal
Busto de Uluj Ali en su localidad natal

Como hombre libre continúa al lado de Cafer Reis, ahora como contramaestre, y con su sueldo va realizando inversiones que le reportan bastantes beneficios. Paga con eso la dote y se casa con la hija de su patrón. Le va bien, con sus ganancias adquiere una patente de corso y comienza a “ejercer” por su cuenta en las costas italianas… se gana el sobrenombre de Occhiali .

Durante buena parte del siglo XVI afianza su fama de temible corsario y dotes de mando. Junto a los marinos más temibles de su generación: Barbarroja, Cafer Reis (su ahora suegro) y el famoso Turgut Reis, alias Dragut, (azote de la Orden de Malta y más tarde -1540- galeote de Andrea Doria) participa en la Batalla de Preveza (1538) la que sería una de las grandes victorias de la flota musulmana.

"Batalla de Preveza" (1538), por Ohannes Umed Behzad (1866)
“Batalla de Preveza” (1538), por Ohannes Umed Behzad (1866)

Uluj Alí, tras esta batalla. Continúa por libre como corsario. Es menos temerario que Dragut y eso le hace obtener más victorias con menos riesgos. Asalta poblaciones costeras, captura varias galeras, hace prisioneros cristianos que intercambia por grandes sumas de dinero… A punto estuvo el sobrino de Andrea Doria de capturarlo en 1552, pero encalló su embarcación en tierra y huyó con todo el botín.

oleo-de-van-eertvelt-en-el-que-se-muestra-un-abordaje-de-los-piratas

Combate en 1560, de nuevo junto a Dragut (ya liberado) para defender Trípoli de las tropas de Felipe II, al mando del Duque de Medinaceli (Juan de la Cerda) y de Andrea Doria.

Doria consigue bloquear las naves de Uluj entre sus barcos y un itsmo de tierra (Djerba). Pero Uluj -cuentan- ordena engrasar unos tablones y atraviesa el itsmo con dos galeotas, sobre los mismos, y huye.

En el mapa de Djerba se puede observar la zona por donde se cree que hizo tan espectacular maniobra.

Uluj no había escapado de la batalla, sino que acudió a Constantinopla para partir poco después de allí con una flota de 86 galeras, al mando del almirante Piyale, rumbo al encuentro de la flota de Doria.

Era 1560, el resultado: otra victoria turca, y con un gran botín de embarcaciones, esclavos y armamento. En Djerba construirán uno de los monumentos a la barbarie más despreciables de la historia: 5 “monumentos” que jamás deberían haber existido

torre-de-las-calaveras-color

El incansable Uluj vuelve a su trabajo. Parece que era lo habitual, seguir azotando las costas robando y cuando se le era requerido se comisionaba con sus barcos en las fuerzas navales del Imperio Otomano.

Cuenta la historia, que cuando venció al héroe de la Batalla de San Quintín de 1557, en 1560, el Duque de Saboya –Manuel Filiberto- en Villefranche-sur-Mer, que para negociar el rescate de sus hombres el corsario exigió el pago de 300 escudos por noble y 100 por soldado, pero además, le exigió que le “prestase” a su mujer para un “encuentro privado”. Resulta que la mujer de este Duque no era otra que la hija del rey de Francia (Francisco I) , el duque accedió -no estaba en situación de negociar tras la derrota- pero envió a una de las damas de compañía de su esposa haciéndose pasar por la princesa de Francia…

Flota Otomana en la costa francesa
Flota Otomana en la costa francesa

Uluj Alí debe sentirse invencible, no cesa en su asalto de cualquier embarcación que navegue por las costas italianas. Debió de ser el “agotamiento de recursos” lo que le hizo variar el rumbo buscando mejores presas en las costas de la corona de las Españas. De Argel zarpó en 1561, al mando de 1600 hombres, con planes de saquear las islas Baleares, desembarcando en Sóller.

En Sóller, les dieron “pal pelo”, -cuentan que especialmente las mujeres- y tuvieron que retirarse dejando parte del botín en la playa.

Esta victoria sollerense es el origen de su fiesta local de Moros y cristianos. La mayoría de las fiestas de este tipo conmemoran victorias defensivas de esta índole, como los ataques que intentó Dragut en Alcúdia, Andratx o Pollensa.

Uluj es nombrado almirante en 1562 por Solimán el Magnífico. Se le ordenó formar parte de la flota que estaba planeando la toma del puerto base de, los que eran entonces, sus peores enemigos: La Orden de Malta.

Debían asediar la isla y conquistarla. Para tal propósito se fletó, bajo el brazo ejecutor de Dragut, una fuerza de 200 barcos, más de la mitad galeras y 6 de esas a las órdenes de Uluj.

Retrato de Uluj
Retrato de Uluj

Nuestro pirata se entretuvo “piratenado” por el camino, y cuando las galeras de Uluj llegaron a Malta, los turcos ya habían tomado el Fuerte de San Elmo de forma pírrica, tan fatal fue esa victoria que Dragut se dejó la vida en ese asedio.

Ahora, los musulmanes, guiados por Uluj, quisieron entrar en Birgu y tomar luego el fuerte San Miguel.

Antes de decidirse por el ataque a San Miguel, Pialí Pachá, dijo:

¿Qué no nos costará el padre (San Miguel), cuando un hijo tan pequeño (San Elmo) se nos ha llevado las vidas de nuestros más valerosos soldados?

Por mucho que intentasen escalar los muros de Birgu, las descargas de los arcabuceros los hacían carne picada. Francisco Zangonera, jefe de la guarnición es un hombre de recursos y un gran soldado, no tienen nada que hacer. Uluj cae herido y los turcos se repliegan.

Ni la ciudadela de Birgu, ni el fuerte de San Miguel cayeron aquel día. Y el resto de la isla fue defendida a sangre y fuego. La llegada del Virrey de Sicilia, Don García de Toledo con miles de soldados como refuerzo provoca la desbandada de los piratas y huye cada uno como puede.

Los inexpugnables fuertes de Malta
Los inexpugnables fuertes de Malta

El Sitio de Malta fue una jornada victoriosa para los Caballeros de la Orden.

La mayor parte de los fuertes habían quedado arrasados y el Gran Maestre La Valette barajó la posibilidad de abandonar la isla e instalarse en algún otro puerto de Sicilia, pero la gratitud de los reinos cristianos para con la heroica gesta de la Orden se manifestó en forma de dinero.

Las ciudades más castigadas (Birgu, Senglea y Kalkara) pasaron a llamarse Invicta, Vittoriosa y Cospicua (Ilustre).

[ Desconocidos en el Arte: “El caballero del reloj” (link) ]

Tras el Gran Sitio, Uluj seguirá con su oficio, como el resto de piratas berberiscos. Asolan todo el tráfico marítimo en el Mediterráneo, asaltan los poblados que pueden y huyen de las batallas en las que puedan estar en inferioridad.

Pero la vida del Occhiali no termina así, el destino le tenía preparadas más sorpresas… os las contaremos en el próximo artículo, estad atentos.

galera-turca


Continuará... 1/2

Puedes dejar un comentario