Tomiris, la invencible reina guerrera de Oriente

Tomiris fue una reina de la antigüedad que gobernó una confederación tribal de nómadas conocida como los masagetas, los “grandes Escitas“, durante el siglo VI a.C. Los escitas adoraban al sol al que le ofrecían en sacrifico caballos por ser el astro más rápido y los caballos, los animales  también más rápidos según sus creencias.

Estatua de la reina guerrera en Kazajstan

Se dice de ellos que, a la muerte de un anciano, celebraban un gran banquete en el que cocían su cuerpo junto a carne de caballo y se lo comían.El dominio masageta se extendía a lo largo de orilla este del mar Caspio, lo que hoy sería Turkmenistán, Afganistán, parte de Uzbekistan, y el sur de Kazajstán.

Fresco representando a la reina aparecido en un palacio italiano del siglo XIV

Durante el reinado de Tomiri, Ciro II el Grande había fundado la dinastía persa de los Aqueménidas y estaba ocupando las tierras fértiles al sur de la estepa habitada por su pueblo.

Todas las civilizaciones sucumbían al poder de Ciro. Lidios, Medos, Babilonios… Todas menos una: esos nómadas al norte de sus doninios. El persa estaba creando el mayor imperio conocido y no podía permitirse tener cerca de sus tierras un pueblo no dominado. Según Heródoto, Ciro, intentó contraer matrimonio con Tomiri, pero esta lo rechazó. Entonces pasó a la batalla. Pero no pudo derrotar a los ejércitos de Tomiris, mandados por su hijo Spargapises.

Tuvo que esperar a un golpe de fortuna. Durante la celebración de una victoria, los soldados de Spargapises se embriagaron y espías persas secuestraron al hijo de la reina forzándolo al suicidio. Los masagetas acaudillados por la mismísima reina Tomiris entablaron una última batalla contra los ejércitos de Ciro, ocurrió en el año 530a.C. en las inmediaciones de Bactriana.

El resultado: Ciro pierde la batalla, y pierde la vida.

La reina Tomiris (1997) por Tleuzhanov

Según el relato, a la reina le fue entregada la cabeza de Ciro. Y diciendo…

«¡Ahora, según te amenacé, te hartaré de sangre!»

La arrojó a un odre lleno de sangre. Escena que representa el siguiente cuadro de Rubens.

Head of Cyrus Brought to Queen Tomyris about 1622–23 Peter Paul Rubens (Flemish, 1577–1640)

O estas otras representaciones en distintas épocas:

Tras este combate, los pueblos de la estepa, al norte de Persia, permanecieron independiente por siglos. De esos pueblos surgirán otros tan fieros y difíciles de dominar como los masagetas, entre ellos estaban los Hunos, Alanos y otras tribus nómadas famosas por el uso del caballo también.

Mattia Preti, Tomyris Receiving the Head of Cyrus, 1670–72

La reina Tomiris se elevó a la categoría de mito y se convirtió en una figura histórica muy popular durante el período medieval y más tarde durante el Renacimiento. Su nombre es sinónimo de la mujer guerrera.

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Deja un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: