Tecnología punta para devolver el esplendor a Santa María la Antigua

Treinta y seis largos años ha permanecido la puerta cerrada: una puerta tras la que se escondía la basílica de Santa María la Antigua, el monumento cristiano más antiguo del Foro Romano.

Santa María la Antigua. (Foto: Bocachete)
Santa María la Antigua. (Foto: Bocachete)

Este “emblema de la cristiandad y del arte bizantino de la Edad Media” vuelve a resplandecer como cuasi antaño gracias a las complejas labores de restauración, afirma el superintendente del área arqueológica de Roma, Francesco Prosperetti.

Entre sus muros se encuentra un patrimonio pictórico único y un milllar de historias que apabullarán a sus visitantes, desde sus frescos pintados del siglo VI al VII, a su larga vida entre escombros o su triunfal descubrimiento por Giacomo Boni en 1900. 

 

Esta edificación es una de las primeras muestras de la veneración mariana en Roma, construida en el siglo VI, fue decorada con numerosos frescos, mosaicos, esculturas y yeserías que ilustran dicho culto. 

La más destacable es una imagen de la Virgen con el Niño, que se considera el icono más antiguo del mundo cristiano; fusionado, y en contraste, a su vez con el “incubatio” (rito pagano heredado de la medicina tradicional griega) situado en la capilla de los médicos —que aparece rodeado de santos curanderos como San Hermolaos de Macedonia o San Cosme. 

 

 El transcurrir del tiempo

La basílica no llegó a sufrir la ira de los iconoclastas, pero fue abandonada durante trescientos años a causa del terremoto de 847, que la sepultó bajo una montaña de escombros. Ya en 1900, Giacomo Boni redescubrió esta maravilla griego-gótica de influencia bizantina, y la historia del arte tuvo que reescribirse y retractarse en lo que ha materia medieval se refiere. 

“Esta edificación es un testimonio irrepetible que permite a sus espectadores reconocer su estructura arquitectónica original y comprender así la atmósfera y la simplicidad de una iglesia de los primeros siglos del cristianismo”

Franceso Prosperetti

Santa María la Antigua jugó un “papel central en la cristianización del Foro Romano y en la relación de Roma con la cultura bizantina, fue centro de vida religiosa y de los servicios de aprovisionamiento para ciudadanos y peregrinos”, cuenta Prosperetti.

 

(Foto: Diario "Dire Lazzio")
(Foto: Diario “Dire Lazzio”)

A pesar de permanecer sepultada por escombros y sufrir las inclemencias meteorológicas, se han podido salvar muchos de sus frescos, mosaicos y esculturas. Junto a estas restauraciones, que quedan a la antigua usanza, para hacer la visita más espectacular y contextualizada, se ha incluido el videomapping.

Método usado por primera vez en el Foro Romano y que ayuda a restituir, mediante proyecciones y luces, los fragmentos y la decoración ausentes en sus muros. Un acercamiento de la “memoria histórica al público”.

Música, luces, efectos especiales y muchas ganas de mostrar un pedazo de historia es lo que da lugar a tal espectáculo, la reaparición de obras de arte que podrían darse por perdidas si no fuese por esta tecnología, que reproduce los frescos de del siglo VI.

Imagen del videomapping ( ansa.it)
Imagen del videomapping ( ansa.it)

Pasear por la Edad Media, por los primeros indicios del cristianismo en Roma, apreciar la fusión de lo pagano y lo cristiano, respirar las miles de historias que han estado sepultadas durante trescientos años… es ahora posible gracias a esta restauración.

 


+ INFO: 

Desde el 17 de marzo al  próximo 4 de noviembre, en grupos de 25 personas se puede realizar una visita guiada a la basílica, en la que se podrán comprobar los resultados de restauración.

 

Carmen S. Cantos

Periodista con tinta en las venas. Criada entre almendros y olivos, amante de lo cosmopolita, viviendo en el desierto modernista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: