Durante la Edad Contemporánea, la cabeza del poder ejecutivo era denominada “Presidente del Consejo de Ministros” y la jefatura de estado era ocupada por el Rey, excepto durante la Primera República —periodo en el que el Presidente del Consejo ocupaba el cargo de Jefe de Estado y de Gobierno a la vez.

Hasta la dictadura de Franco, se siguió usando dicho término y fue durante este periodo cuando se cambió por “Presidente del Gobierno“, denominación que  se usa actualmente y que fue fijada en la Constitución del 1978.

Jura de la Constitución de 1876 por la Reina regente M.ª Cristina de Habsburgo, acompañada por las Infantas Mercedes y Teresa.
Jura de la Constitución de 1876 por la Reina regente M.ª Cristina de Habsburgo, acompañada por las Infantas Mercedes y Teresa.

La historia de España está plagada de presidencias fugaces: existe una larga lista de gobiernos de menos de quince días y una aún más larga que recoge las que duraron apenas unos meses (sin llegar a un año).

Existen casos como el de Espartero, Narváez, Serrano o Cánovas del Castillo, que intercalaban sus mandatos con otros políticos, habitualmente con carácter interino. En la mayoría de los casos, lo hacían para “poner orden”, llegando a veces a disolver las cortes para volver a elegir de nuevo a los miembros del gobierno.

1) Vicente Sancho.

  • Gobierno de 6 días ( 11 de septiembre de 1840 al 16 de septiembre de 1840 )
vicente sancho
Vicente Sancho

(Petrés, 1784 – Madrid, 1860) fue un político y militar español.

Nombrado Presidente del Consejo de Ministros, durante la minoría de edad de Isabel II, por la Reina Regente María Cristina de Borbón; la orden de ocupar el cargo llegó la noche del 13 a Madrid, ya que fue emitida desde Valencia, por lo que incluso se puede decir que tuvo apenas 3 días de gobierno efectivo.

Madrid estaba controlada por partidarios del general Espartero tras la revolución de 1840 y días después era obligado a dimitir accediendo Espartero al poder gubernamental y dando paso a la conocida “Regencia de Espartero”.

2) Serafín María de Sotto y ab Ach Langton Casaviella, tercer conde de Clonard y quinto marqués de la Granada

  • Gobierno de 2 días (19 de octubre de 1849 al 20 de octubre de 1849)
Serafín María de Sotto y ab Ach Langton Casaviella
Serafín María de Sotto y ab Ach Langton Casaviella

Casi se tarda más en leer su nombre que lo que estuvo de presidente.

Nacido en Barcelona en 1793, este militar y político, destacó también como historiador militar. Muy condecorado, Caballero de la Imperial Orden de la Legión de Honor Francesa así como de la Orden de Isabel la Católica. Fue director de los Servicios de Contraespionaje españoles en donde se ganó el apodo de “El Lobo Solitario”.

De ideas conservadoras, fue nombrado por la Reina Isabel II a petición de su esposo, Francisco de Asís y un gran apoyo de miembros influyentes de la curia eclesiástica del momento.

Serafín María de Sotto y ab Ach
Cabecera de un Bando publicado en el “Eco del comercio” (nº1561 de 1838)

El gobierno fue conocido como el “Gabienete Relámpago”, ya que Clonard no pudo ni elegir a sus ministros debido a que los progresistas y la opinión pública vieron en este nombramiento una amenaza ultraconservadora que generó un gran rechazo; llegando el malestar popular a oídos de la Reina, por lo que Isabel II deshizo lo andado y repuso a Ramón María Narváez, dicen que después de esto nunca más le haría caso a su marido.

3) Fernando Fernández de Córdova (sí, este es con “v”)

  • Gobierno de 2 días (17 de julio de 1854 al 18 de julio de 1854)
Fernando Fernández de Córdova
Fernando Fernández de Córdova

Fernando Fernández de Córdova y Valcárcel (Buenos Aires, 2 de septiembre de 1809 – Madrid, 30 de octubre de 1883), nacido en el Virreinato del Río de la Plata era hijo del Capitán de Fragata Jose María Fernández de Córdoba y Rojas y de la marquesa de Mendigorría, título que heredaría como II marqués de Mendigorría.

Destacó como militar durante la Primera Guerra Carlista (batallón isabelino). Miembro del Partido Moderado, defensores de la línea dinástica de Isabel II, frente a los carlistas, y más tarde al Partido Radical, el que lideraba Joan Prim hasta su asesinato.

Antes de sus andaduras políticas cabe destacar que este militar fue el encargado de dirigir a las tropas españolas, que junto a los ejércitos de Francia, Austria y Dos Sicilias acudieron en coalición para derrocar la República Ronama recientemente instalada, tras las revoluciones de 1848,  y devolver al Papa Pío IX sus territorios expropiados.

En 1854 fue Ministro de la Guerra. Fue Presidente del Consejo de Ministros entre el 17 y 18 de julio de 1854, partidario de Isabel II no dudó en unirse al movimiento del 68 que acabaría derrocando a esta reina.

Con Amadeo de Saboya ocuparía de nuevo el Ministerio de la Guerra, cargo que ostentaría con el cambio de régimen, Primera República, hasta su retiro de la vida política en 1873. Fernández de Córdova sería el primer “presidente interino” del conocido como Bienio Progresista que se estableció tras el Pronunciamiento de 1854 (La Vicalvarada).

4) Ángel de Saavedra, Duque de Rivas

  • Gobierno de 2 días (18 de julio de 1854 al 19 de julio de 1854)
Ángel de Saavedra, Duque de Rivas
Ángel de Saavedra, Duque de Rivas

Relevo de Fernández de Córdova, el segundo “presidente interino” tras la Vicalvarada, duraría lo mismo que su predecesor en el cargo máximo de la política española.

Conocido poeta y artista, también destacó como militar, fue alférez de la Guardia Real participanto en las guerras contra los franceses y siendo herido en la Batalla de Ontígola (1809). Fue ascendido a capitán por el General Castaños.

Participó junto al General Riego en el golpe de estado de 1820 hecho por el que fue perseguido, junto a muchos otros, tras la recuperación de plenos poderes por Fernando VII huyendo a Inglaterra en 1823, ya que fue condenado a muerte y se le ejecutó una confiscación de todas sus tierras y bienes.

General Rafael de Riego
General Rafael de Riego

En 1825 se estableció en Malta y más tarde a París. No regresaría a España hasta la muerte de Fernando VII en 1833 tras recibir la absolución total por sus delitos.

Entre otros cargos fue senador, alcalde de Madrid, embajador  y presidente de la Real Academia Española y del Ateneo de Madrid en 1865.

Ocuparía la Presidencia del Consejo de Ministros en 1854 a la par que la de Ministro de Marina, durando ambos mandatos dos días.

5) Augusto Barcia Trelles

  • Gobierno de 4 días (10 de mayo de 1936 al 13 de mayo de 1936)
Augusto Barcia Trelles
Augusto Barcia Trelles.

Este asturiano, nacido en 1881, tomó el relevo de Manuel Azaña, en mayo de 1936, al acceder este a la Jefatura de Estado como presidente de la República. Cesando 4 días después, ya que Azaña eligió a Casares Quiroga como presidente del gobierno.

Fue uno de los fundadores, el 11 febrero de 1933, de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética y defensor de la proclamación del Estado Catalán en 1934 por Lluís Companys.

En el gobierno de la República en el exilio, ejercería el cargo de Ministro de Hacienda.

2 Comentarios

Puedes dejar un comentario