Tres películas en las que verás errores históricos (Parte II)

Películas con fallos de rigor histórico

A las personas que nos gusta el cine y la Historia podemos estar contentos porque existen infinidad de películas ambientadas en algún periodo histórico.

Las hay para todos los gustos y de todos los “colores”. Hay muchas posibilidades de elección, pero hay que tener cuidado con ellas, porque no deben servirnos de referencia para aprender Historia, ya que algunas, si no estamos atentos o no tenemos muchos conocimientos históricos, nos pueden confundir porque cometen errores de bulto o no mantienen un mínimo rigor

peliculas historia rigor errores cine
Famosa escena de la niña de rojo de la película “La lista de Schindler”. (Wikimedia)
Como el artículo del análisis de los errores de películas históricas fue un éxito y nuestros lectores pedían más, he aquí una segunda parte en la que voy a hablar sobre tres películas que seguro que conocerán.
Si no leyeron el primer artículo, aquí pueden leerlo: http://ow.ly/oocn30h05Y3
Vuelvo a recordar que en este artículo, como en el primero, que me voy a poner exigente y meticuloso, dentro de mis límites; voy a analizar varias películas con sus pequeños errores y de bulto, así que voy a citar uno a uno cada error y lo explicaré.

La lista de Schindler (1993)

peliculas historia rigor errores cine
Cartel “La lista de Schindler”. (Sensacine)

La lista de Schindler fue galardonada con gran cantidad de premios: 7 Oscars: mejor película, director, guión, fotografía, montaje, música, dirección artística; 3 Globos de Oro: Película: drama, guión, director. 6 nominaciones; 7 Premios BAFTA, incluyendo mejor película y director. 13 nominaciones; Premios Cesar: Nominada a la Mejor película extranjera; National Board of Review: Mejor película. También recibió premios de los distintos sindicatos del sector.

Ambientada en la Segunda Guerra Mundial, Oskar Schindler (Liam Neeson), un empresario consigue gracias a sus relaciones con los nazis la propiedad de una fábrica de Cracovia, ciudad polaca tomada por las tropas alemanas. Para hacer funcionar su nueva fábrica, “contrata” a judíos polacos que posteriormente salvará de la muerte con la ayuda de su contable judío, Itzhak Stern (Ben Kingsley).

No es de extrañar que recibiese tantos premios, esta es una de las mejores películas que se han rodado sobre ese periodo histórico. No deja indiferente a nadie, llega al espectador, a lo más profundo de su ser.

Para mí, una de las mejores escenas de la película es cuando una niña vestida de rojo deambula entre el caos de soldados alemanes y judíos. Esta niña destaca para llamar nuestra atención, ya que es una película hecha en blanco y negro, pero a la ropa le aportan ese color. Su director, el famoso Steven Spielberg, creó una obra maestra, un desgarrador documento histórico al que le pondría un “pero”, un pequeño error histórico que se comete, pero que se le puede perdonar.

  • Error: Spielberg en esta película da a conocer la figura de Amon Göth, interpretado por Ralph Fiennes y que tiene bajo su mando a unos aterrorizados prisioneros. La descripción del personaje se ajusta bastante a la realidad, pero hay un error en la película cuando Göth sale al balcón de su villa, emplazada en un altozano que dominaba la extensión del campo. Según el film podía disparar tranquilamente contra cualquiera de los prisioneros gracias a su posición elevada y despejada, sin embargo, el emplazamiento real de la villa hace que esa escena sea imposible, ya que la casa de Göth no se encontraba en un promontorio, sino en un pequeño valle.

Robin Hood (2010)

peliculas historia rigor errores cine
Cartel “Robin Hood”. (Filmaffinity)

Esta es la última película que se ha hecho sobre el legendario ladrón de los bosques que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Muchas se han rodado sobre él en el siglo pasado, por ejemplo: Robin de los bosques (1922), Robin de los bosques (1938), Los arqueros del rey (1952), Robin y Marian (1976), Robin Hood: príncipe de los ladrones (1991) y Robin Hood: Men in Tights (1993). 

La película de la que voy a hablar es la del año 2010, dirigida por Ridley Scott, con Russell Crowe dándole vida a Robin Hood. En esta producción, Robin Hood (Crowe), es un arquero que ha luchado en las Cruzadas al servicio del rey Ricardo Corazón de León (Danny Huston). Combatiendo contra los franceses, Ricardo es alcanzado por una flecha y muere. Robin vuelve a Inglaterra y se traslada a Nottingham para cumplir una promesa y allí conoce a Lady Marion (Cate Blanchett). El hermano del fallecido rey Ricardo, Juan Sin Tierra (Oscar Isaac), es incapaz de hacer frente tanto a las rebeliones internas y el objetivo de Robin y sus hombres será impedir una sangrienta guerra civil.

Pues bien, por mucho que Robin Hood sea un personaje legendario, es de vital importancia conocer el periodo en el que ambientas tu película, porque el error es grave.

  • Error (o revisionismo inexacto): Ricardo Corazón de León, aliado clave de Robin en versiones anteriores de la historia, es en este film un buscador de oro sanguinario. Lo matan pronto (en la película), pero el revisionismo no termina allí. Lo que sigue es un desorden equivocado que confunde la historia (aunque sea una leyenda) con una conspiración francesa y una extraña cantinela sobre la libertad y los derechos de los campesinos. Más que simplemente ser históricamente inexacto, este remake, le quita la alegría a la leyenda de Robin Hood, que, después de todo, es un mito sobre un pícaro metido en un bosque robando a los ricos y dándoles a los pobres.

Oro (2017)

peliculas historia rigor errores cine
Cartel “Oro”. (Sensacine)

Oro es una película española que se estrenó el mes pasado y que el que escribe estas líneas no podía desaprovechar la oportunidad de verla, ya que leí bastantes críticas y porque ya me conozco como funciona el cine español a la hora de recrear episodios históricos.

Basada en el relato corto del escritor Arturo Pérez-Reverte y dirigida por Agustín Díaz Yanes. En el siglo XVI, una expedición de conquistadores españoles se internan en la selva sorteando muchos peligros y tratando de encontrar una ciudad hecha de oro que, según los rumores, se encuentra escondida en algún lugar del continente.

Con esta película volvemos a lo mismo cuando el cine español “roza” (más que toca) la Historia de España, la deforma y la adapta al punto de vista actual, al del siglo XXI.

Esperaba que la mano de Reverte, buen conocedor de la historia española, interviniese más en la película y no permitiese semejante despropósito. Sí, uso ese calificativo porque no se puede presentar a las personas que viajaron al continente americano como individuos los cuales su único objetivo era el de hacerse con la mayor cantidad de oro posible a costa, si es necesario, de acabar con la vida de diestro y siniestro, aunque formasen parte de la misma expedición. Tampoco se puede representar un episodio histórico distinto a como realmente fue.

Esta producción cuenta con bastantes errores impropios de la época.

  • Error 1º: Como anteriormente he mencionado, a los exploradores y conquistadores se les presentan con una ambición exagerada por conseguir oro. Hay que reconocer que, evidentemente al pasar penurias en la península, fueron a buscar un mejor porvenir —yo también lo habría hecho de verme en esa situación—, pero no solo a través del oro, sino también, haciéndose con tierras, comerciando y haciendo negocio con los distintos recursos naturales con los que contaba el nuevo continente. Por el aspecto religioso, a los religiosos que cruzaron el Atlántico no les movía la búsqueda de oro, sino evangelizar a los habitantes de esos territorios, en una época en la que se extendía por Europa el protestantismo y el islamismo amenazaba al este y al sur.
  • Error 2º: En la película se usa un vocabulario no usual para la época como “cabrón” e “hijo de puta”. Sí se usa alguna vez “hideputa”, más propio del periodo en el que está ambientada la película.
  • Error 3º: Volviendo a la ambición por el oro, en la película podemos ver aproximadamente cada 15-20 minutos una muerte entre los miembros de la expedición, y no solo por cocodrilos o por ataques de indígenas, sino por los mismos miembros que ven al otro como competencia y que: a menos competencia, más tocarán en el reparto del oro. Por mi parte considero excesiva esta matanza, porque, si uno lo piensa, si realmente hubiese transcurrido así, casi ninguna expedición habría sobrevivido, ya que entre ellos se matarían y sumándole el factor de inferioridad numérica frente a las tribus de los territorios, no habría hecho falta ni las enfermedades tropicales ni los combates con los indígenas para acabar con todas las expediciones que se realizaron.
  • Error 4º: Esta película presenta a los indígenas demasiado belicosos, en cuanto entran en contacto con los exploradores —parece que previamente han tenido contacto con ellos cuando se supone que hasta ese momento en esos territorios no han visto al hombre blanco—, los atacan. Pocas tribus se mostraban tan belicosas, y si lo hacían es porque antes habían contactado con los europeos. Lo que normalmente ocurría es que, unido a la curiosidad por el armamento, los caballos y los perros, los indígenas se acercasen, los invitasen como huéspedes a su pueblo o incluso les hiciesen ofrendas.

Este artículo de análisis está escrito desde mi punto de vista, así que espero sus comentarios para conocer sus opiniones sobre ellas.

Etiquetas

Antonio José Pérez Sánchez

Empresario y exmilitar. Mi pasión es la Historia, ya desde pequeño mis primeras lecturas eran sobre personajes y acontecimientos históricos, y hoy sigo con esa sed infinita de conocimientos históricos. Amante de la Historia, del deporte y del Real Betis Balompié. Devorador insaciable de libros.

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: