Localizado el pecio del navío portugués “Esmeralda”

Dicen que los marinos portugueses han sido los mejores del mundo, tanto en la exploración, el comercio, como en la vigilancia marítima; por ello, por sus largas y abundantes travesías, y sus variopintas mercancías, han dejado un rastro submarino a lo largo y ancho del mundo, no en vano abrieron la gran ruta hacia Asia bordeando África.

 

Vascodagama

Aunque son muchas las tropelías que los mares han sufrido –nos referimos a los expolios tan habituales de pecios submarinos-, aún siguen apareciendo restos de aquellos marinos viajantesmás que viajeros, que surcaron todas las aguas del planeta en busca de nuevos productos.

Vasco da Gama fue uno de esos navegantes, gran explorador, conocido especialmente por realizar el viaje oceánico más largo de la Era de los Descubrimientos –la mencionada ruta a la India.

 

Vasco da Gama
Vasco da Gama

Su primer viaje a la India, en 1497, no fue como esperaba. Perdió muchos hombres y la mercancia que transportaba no fue del gusto de los comerciantes locales. Además, los comerciantes musulmanes que tenían establecidas relaciones comerciales con el gobernador del lugar, Samutiri Manavikraman Rajá, zamorín de Calicut, hicieron lo posible para dificultar sus negociaciones.

El 12 de febrero de 1502, partió hacia su segundo viaje a la India con una flota de 20 buques de guerra, con el fin de cumplir los intereses de su rey, Manuel I: hacer la guerra a los barcos de la Meca en la costa de Malabar. Con esto pretendían asegurar una ruta marítima libre de competencia sarracena.

En esta flota se encontraban los hermanos Sodré, tíos de Vasco da Gama, que tenían la misión de interceptar un navío con mercancías procedentes de La Meca, que se dirigía hacia el norte de la India. Lograron capturar a los mercaderes sarracenos y apoderarse de todo lo que tenían en la carga: azúcar, especias, ricas telas, joyas, etc. luego lo incendiaron.

 

De vuelta a Portugal, los barcos de los hermanos Sodré necesitaron algunas reparaciones, y recalaron en una pequeña isla a 45 kilómetros al sur de Omán. La climatología no les fue favorable y se vieron envueltos en una gran tormenta, que acabó destrozando sus barcos. Murió uno de los hermanos, el comandante de la ‘Esmeralda’, salvándose la tripulación. El otro hermano, que estaba al mando de el ‘San Pedro’, salvó su vida, pero su barco también fue a pique.

Hundimiento de los Sodré registrado en la documentación portuguesa de la época

Pecios Portugueses en Omán

Desde 1497 hasta 1650, periodo en el que los portugueses realizaron la ruta a la India descubierta por Vasco da Gama, fueron unos 219 los barcos los que se hundieron.

Hasta la fecha, no se había podido rescatar nada de ninguno de ellos, porque cuando investigadores y arqueólogos los localizaban, ya habían sido saqueados y sus restos se encontraban totalmente destrozados.

Hundimiento de los Sodré registrado en la documentación portuguesa de la época
Hundimiento de buque de la escuadra de Vasco Da gama registrado en la documentación portuguesa de la época

Gracias a la empresa británica “Bluewater Recoveries, ha sido encontrado en las costas de Omán uno de estos navíos, que -recordamos- pertenecían a la segunda expedición del portugués Vasco da Gama a la India que salió en 1502 de Portugal.

La investigación de la zona comenzó en 1998, cuando buscaban completar la historia de la Carrera de las Indias portuguesa;  tras mucho estudiar documentación de la época, se encontraron con los naufragios de la ‘Esmeralda’ y el ‘San Pedro’ y comenzaron su búsqueda. El mundo submarino les dio la razón en forma de grandes cantidades de munición de gran calibre, para artillería, de la época.

Municion de artillería encontrada
Municion de artillería encontrada

Hace 3 años iniciaron la exploración de la zona, recuperando desde entonces unos 1911 objetos, aunque aún no se tenía certeza acerca de la identidad del barco.

Las piezas encontradas van desde la cerámica portuguesa, china, persa y africana de entre 1450 y 1555, también monedas portuguesas de oro y varios objetos más.

Dos son los objetos que han ayudado a conocer la identidad de uno de los barcos hundidos: la campana del “Esmeralda” y una moneda de plata. 

En la campana solo quedaban dos datos a medias, una M y unos números, 498; por lo que dedujeron que la M era de esmeralda y las cifras de 1498. La moneda era un indio de plata, que se acuñó en 1499 y se dejó de fabricar solo cinco años después; esta moneda es la segunda en su especie. 

Campana que se presume del "Esmeralda"
Campana que se presume del “Esmeralda”
Moneda encontrada en el lugar
Moneda encontrada en el lugar

Gran hallazgo el de este pecio, si los escritos portugueses están en lo cierto, y el ‘San Pedro’ no se hundió muy lejos de este, puede que pronto se hallen nuevos restos o tesoros exóticos escondidos.

Esperemos que esta vez, ya que no se trata de expoliadores, las mareas sean favorables.



FUENTES:

Carmen S. Cantos

Periodista con tinta en las venas. Criada entre almendros y olivos, amante de lo cosmopolita, viviendo en el desierto modernista.

Artículos Relacionados

Puedes dejar un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: