La Revolución del 17 y la tipografía

Dentro del marco de los diez días que cambiaron el mundo, la Revolución del 17, la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo / Málaga y la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo han presentado un amplio y arribista programa de actividades entre las que se incluyen estas acciones.

El próximo jueves 21 de septiembre, a las 18:30, la Colección del Museo Ruso en Málaga ofrece una visita guiada y una conferencia sobre su exposición temporal ‘Carteles de la Revolución’. 

No solo es relevante, para la Revolución del 17, los rostros de los responsables del movimiento o los iconos de la hoz y el martillo: la tipografía es uno de los rasgos más significativos de este hecho histórico.

En la actualidad, sin la connotación revolucionaria de entonces, la tipografía usada durante la Revolución ha pasado a inundar publicidad, camisetas y souvenirs. Podría decirse que la tipografía que proclamó la dictadura del proletariado sobrevive con salud a su caída.

Imprenta y tipografía en la Rusia de la Revolución

Con la tipografía como hilo conductor y la Revolución como fondo y escenario, el catedrático García Garrido desglosará las claves para comprender la importancia de las letras y los tipos en el arte del siglo XX, mencionando a grandes como Kandinsky, El Lissitzky o Picasso.

Sería también Picasso quien introduce la tipografía y el rótulo publicitario como elemento destacado del cuadro. El otro pilar del pórtico de la revolución del arte contemporáneo, es Wassily Kandinsky, como pionero y teórico del Arte Abstracto, a partir de su obra y del libro Sobre lo espiritual en el arte (1912). El Arte Abstracto es así la gran aportación rusa a la renovación del arte en el siglo XX.

Según García Garrido, las vanguardias usaron la tipografía como reacción a la tradición impresora, usando una tipografía sans serif frente a la romana que predominaba en las publicaciones: esto suponía una construcción más sencilla y básica, con estructuras que retaban a las normas y espacios establecidos.

Destaca también que la tipografía dejó se ser solo un elemento funcional y pasó a ser uno estético, dónde la forma obtuvo gran valor y significancia, tanta, que fue reflejo de la estética Futurista italiana y del Constructivismo Ruso

Como parte final de esta actividad, se han seleccionado una serie de obras con las que poner de manifiesto la trascendental aportación de las vanguardias y, por supuesto de la gráfica de la Revolución de 1917, al florecimiento de la tipografía y la gráfica universal.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: