La franquicia postal del ejército español en África entre 1893-94

Con ocasión de la Guerra de Melilla que transcurrió entre finales de 1893 y comienzos de 1894, entre las muchas iniciativas patrióticas emprendidas, suscripciones populares y donativos destinados a gratificar el esfuerzo de la tropa, destacaron los sellos que fueron puestos en circulación por el Gobierno para el ejército expedicionario a Melilla, creando la franquicia postal.

. CARTEL DE PRESENTACIÓN DE LOS SELLOS FRANQUICIA POSTAL. AÑOS 1893-1894
CARTEL DE PRESENTACIÓN DE LOS SELLOS FRANQUICIA POSTAL. AÑOS 1893-1894

La franquicia otorgada al ejercito de operaciones atendía como es lógico a la correspondencia oficial. Sin embargo, la gran concentración de efectivos en la zona de operaciones —guarnición propia de Melila, dos divisiones expedicionarias más sus tropas afectas, todas en dicho campo, y otras tantas sobre Málaga y Cádiz, hizo plantearse a las autoridades militares en su cruda realidad la necesidad de que la comunicación entre los soldados en misión de servicio a España— y sus familiares y allegados quedara exenta del coste del franqueo postal.

De esta manera, la correspondencia particular de los soldados a través del servicio de Correos fue gratuita.

Fuerte de Rostrogordo
Fuerte de Rostrogordo

El ambiente general era de emotividad intensa y apoyo generoso hacia los hijos de España que desde todos sus confines acudían a restablecer el honor de la Patria en tierras africanas. Una empresa de Sevilla donó 30.000 cartas y un comerciante de Alcoy, D. Miguel Rodríguez Sánchez, 500.000 pliegos de papel y sobres, así como una singular serie de 53 sellos a utilizar como distintivos de la franquicia.

El gobierno militar de Melilla, ante la avalancha de apoyos a los soldados y material recibido, emitió la siguiente Orden:

Por virtud del donativo hecho por don Miguel Rodríguez Sánchez, facilitando a las tropas que constituyen el Ejército de operaciones en esta plaza, 500.000 pliegos de papel y sobre para las cartas y correspondencia que utilicen; y habiéndose establecido por esta Comandancia Gral. el sello que como distintivo de la franquicia ha de usarse para dicha correspondencia, con el ñn de que este pueda ampliarse a cada uno de los diferentes cuerpos e institutos del Ejército, según se dispuso por esta Dependencia en 5 del corriente mes; he tenido a bien aprobar los diseños que se unen a continuación, expresivos y detallados para cada uno de los Cuerpos e institutos que guarnecen esta plaza, el cual usarán en la correspondencia sus individuos mientras permanezcan en Melilla desde I9 de Enero próximo; comunicándose esta disposición al sr. Jefe de Correos de esta plaza con un ejemplar de cada sello, para que permita su circulación como pro cedente del Ejército expedicionario, de Operaciones, y para que se utilicen con el timbre de aquellas oficinas.

Estos sellos estaban ilustrados con imágenes específicas y genéricas de los diferentes cuerpos del Ejército, regimientos y buques de la Armada presentes en Melilla. Al igual que de los Fortines y Fuertes Exteriores construidos hasta entonces.

Fuerte de Cabrerizas Altas
Fuerte de Cabrerizas Altas

Para el grupo de fortines, el motivo que representa es un fuerte pequeño que aparece en campo central, visto desde una perspectiva lejana con un cielo con nubes. La construcción es de planta circular con diversas puertas y personas paradas delante del fortín, son el caso de Camellos, Cabrerizas bajas y San Lorenzo, que constituían el primer cinturón defensivo.

Para la representación de los fuertes se eligió un motivo en que aparece, en campo central, un camino que conduce a una puerta de acceso de un recinto amurallado en el que se distinguen varias dependencias y delante aparecen varias figuras, son el caso de Rostrogordo y Cabrerizas Altas.

Fuerte de San Lorenzo

En 1894 se emitieron siete sellos azules con el año reflejado en los cuatro ángulos, el nombre “Melilla” en alto del mismo, el mismo rotulado de las dos primeras emisiones sólo que sustituyendo “Ejército expedicionario” por “Escuadra en Operaciones”, dedicados a la Armada. Debajo del dibujo el nombre de cada unidad de la flota: Alfonso XII, Gerona, Isla de Cuba, Isla de Luzon, Reina Mercedes, Temerario, y Venadito.

Terminada la contienda, por R.D. de 10 de abril de 1894 fue anulada esta franquicia postal y por ende sus sellos. Toda una rareza en la historia de la filatelia española.

Escuadra Naval
Escuadra Naval

Fuentes:

  • Centro de Historia y Cultura Militar de Melilla
  • Filatelia e Historia; Jose J. García Salama
Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: