Historia de Hsi y Ho, los astrónomos imperiales que perdieron la cabeza

Me pareció gracioso, hace unos días, mientras cotilleaba la web de la NASA (no recuerdo cómo llegué ahí…) una mención que hacía a unos desgraciados astrónomos chinos cuyas obligaciones no supieron cumplir, y pagaron con su vida.

Indagando en su curiosa historia descubrí este relato en el que se entrelaza el infortunio de los astrónomos con una de las muchas referencias mitológicas a los eclipses solares que existen.

beijing-dragon_2225462k

Un día del año 2136 a.C., un dragón hambriento que intentó comer el Sol provocó el terror del emperador de China y de su pueblo. Al principio desapareció un minúsculo trozo de un borde del astro. Luego, una cuarta parte; después, la mitad y, súbitamente, desapareció el Sol entero y sólo quedó un extraño círculo de luz blanca alrededor del negro espacio donde antes estaba el brillante disco.

Los chinos, atemorizados pero muy ingeniosos, empezaron a correr a un lado y a otro en el extraño crepúsculo, mientras gritaban y desafiaban al dragón, tocando tambores, haciendo sonar sus gongs y todo tipo de cacharros. Al fin, el dragón, asustado por el ruido, abandonó su presa sin acabar de devorarla.
Estatua a Xi He, deidad solar China
Estatua a Xi He, deidad solar China. Madre de los 10 soles.

Se había salvado el Sol, pero el Emperador, cuyo susto se trocó en indignación, ordenó que los Astrónomos Imperiales, Hsi y Ho, que le habían servido mejor en otros tiempos, fuesen decapitados por no haberle avisado anticipadamente de la “llegada del dragón.” Según se cuenta no ejercían sus deberes y se pasaban todo el día borrachos en vez de estar trabajando.

Durante mucho tiempo, posteriores astrónomos sonrieron al leer el anónimo epitafio que ha llegado hasta nosotros:

Aquí yacen los cuerpos de Hsi y Ho,
Cuyo destino, aunque triste, era visible:
Morir por no prever
Un eclipse que era invisible.

En efecto, por entonces se produjo en China un eclipse total de Sol; pero Hsi y Ho, en su calidad de expertos, como bien dice la NASA:

“podían, y tenían que, haberlo predicho”.

hi
Los Astrónomos ante el Emperador

Fuente

 

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: