Título de la obra : El superintendente Ebih-il de Mari
Autor: Autor desconocido
Cronología: +/- 2400 a.C.
Dimensiones: 52.5 cm alto, 20.6 de ancho y 30cm de diametro
Material y técnica.
5.1. Material: yeso, lapislázuli y conchas.
5.2. Técnica: Escultura votiva con incrustaciones.
Localización, Museo del Louvre, París. Departamento de Antigüedades de Oriente Próximo: Mesopotamia. AO 17551, (hallada en el templo de la diosa IShtar en Mari. Actual Tell Hariri, Siria).
Cultura:Sumeria

Comentario:

Breve descripción física de la obra

 

Ebih-il de Mari (2)
Escultura sedente con manos cruzadas sobre el pecho. Ebih-il se nos presenta con la cabeza rapada, barba muy cuidada y ataviado con el típico faldellín sumerio, el Kaunakes ,de lana de oveja, que lo cubre hasta los pies y cuidadosamente tallado. Se observa un delicado trabajo en el rostro, una barba muy trabajada y una expresividad muy lograda con su leve sonrisa, acentuada por el tamaño de los ojos contorneados y las incrustaciones de lapislázuli en ellos.
En la parte posterior de la pieza, a la altura del hombro derecho hay una inscripción en cuneiforme que dice: “Estatua de Ebih-II, el superintendente, dedicado a Ishtar Viril”.
Ebih-il de Mari (4)
Ebih-il de Mari (6)

Ebih-il de Mari (7)

Creación de la obra y su contexto

Las ruinas del palacio de Mari, 2.550 a.c.-2.340 a.c. (actual Tell Hariri en Siria) nos han proporcionado numerosas estatuillas votivas, es decir, tallas ofrecidas a modo de votos u ofrendas a la diosa Ishtar. Estas eran creadas por encargo, normalmente eran los altos dignatarios y funcionarios los que las compraban para ofrecerlas a modo de agradecimiento o para pedir, mediante la ofrenda de la misma, una intersección divina en diferentes asuntos de su vida o entorno.

Tendencia artística o estilo

Ebih-il de Mari (5)
Esta estatua de pequeño tamaño nos presenta un hombre de mediana edad de gesto agradable, con pose tranquila, quizás orante por la posición de sus brazos, una leve sonrisa y ojos excesivos que destacan sobre el resto de la figura, la cual posee un realismo más completo. La indumentaria ha sido elaborada con sumo detalle y se echa en falta la presencia de avalorios o adornos que nos revelen su estatus social, aunque la inscripción que se sitúa en la paste posterior nos revele la información que no encontramos a simple vista.
La talla presenta una técnica muy suave, con un cuerpo muy pulido y unos detalles delicadamente grabados, las hondas en el kaunakes simulando la lana, la barba perfecta, los trenzados del asiento. Y para dar el “toque” final: el contorneado y las incrustaciones en los ojos, combinando diferentes técnicas artísticas y dotando a la imagen de una vida propia y una expresividad única.

Características estéticas de la obra

Ebih-il de Mari (8)El estado de conservación es excelente, presenta algunas grietas en toda la figura y la ausencia de la base en donde se encontraban los pies. Se observa también una protuberancia en la zona trasera, sobre el kaunakes, se cree que se trata de una cola de toro, animal sagrado para los Sumerios.
Este tipo de estatuas eran muy comunes en la zona de Mari, algunas en pié, otras sentadas, masculinas o femeninas, pero todas muy similares en postura o indumentaria. Incluso la técnica era similar, la técnica de incrustaciones en las cuencas oculares, la ceja muy marcada y única, los detalles de la barba, y el relieve en el kaunakés.

Ebih-il de Mari (3)

 

Puedes dejar un comentario