El hombre más moderno del mundo

Cantaremos los motores, las multitudes, la vibración nocturna de los arsenales, las fábricas, los puentes, los vapores aventureros, las locomotoras, el vuelo de los aeroplanos… Queremos traducir en la literatura la vida del motor, esa nueva bestia cuyos instintos generales nos serán familiares cuando lleguemos a conocer los instintos de las diferentes fuerzas que lo componen…

Así maquinaba la mente de  Filippo Tommaso Marinetti – apasionado de las tecnologías, los motores de combustión y la velocidad. Un hombre que veía en el ronroneo de las máquinas el futuro, el hombre más moderno del mundo (y sin necesidad de gafas de pasta, aunque sí moustache).

filippo tommaso marinetti
Filippo Tommaso Marinetti

Nació en Alejandría en 1876 y estudió allí hasta los 17 años; posteriormente se mudó a París y acabó graduándose en Derecho en la Universidad de Génova.  Añadimos así, a su versión de hombre más moderno del mundo, la de traveller.

Fructífero poeta, que ya en plena efervescencia juvenil, tuvo la creatividad suficiente como para publicar su primer libro de poemas de verso libre: “Les Vieux Marins”. Siguió así, su trayectoria literaria publicando en 1909 lo que sería una marca clave en el movimiento vanguardista de la época: “El Manifiesto Futurista”.

Primer manifiesto futurista en Le Figaro, 1919.
El “Manifiesto Futurista fue publicado por vez primera en “Le Figaro” en 1909.

Dicho texto, sería el chispazo generador del movimiento futurista, influyendo en las artes y creando una corriente en la que se exaltaba el amor al peligro, el liderazgo y, especialmente, la agresividad.

Marinetti, que no se conformó con las artes, acabó combinando su visión del mundo con las crecientes ideas nacionalistas que surgían en la Italia de principios del siglo XX, contribuyendo así con su pensamiento al auge del fascismo.

Durante la década de 1910, el Manifiesto se recitaba de forma apasionada en teatros y veladas, eventos de afluencia multitudinaria que se celebraban por toda Italia y en las grandes ciudades de Rusia y Europa. Corrían estos tiempos, cuando Filippo ejerció una doble profesión: la de corresponsal de guerra en la zona de los Balcanes y la de comisario de exposiciones futuristas en París,  Berlín o Londres. Estas exposiciones provocaron especial interés entre los artistas locales, influenciando en el desarrollo de otros movimientos de vanguardia como el Vorticismo (considerado como una revolución en el campo de las artes gráficas, mucho antes de Bauhaus).

Revista Blast, editada por Wyndham Lewis (1915)
Portada de la revista “Blast”, editada por Wyndham Lewis (1915)

Orgulloso de su influyente código artístico, decidió escribir un nuevo manifiesto, esta vez orientado a la prosa y la literatura, “Manifesto tecnico della Letteratura Futurista”. A fin de dotar de cualidades pictóricas expresivas a las palabras, instaba a los escritores a abolir los signos de puntuación o suprimir los adverbios y adjetivos.

Este nuevo manifiesto, y la consideración de las palabras como forma de arte, generó una nueva línea artística dentro del futurismo. Ejemplos claros son los “caligramas” de Apollinaire, así como los collages realizados por el artista Carlo Carrà, considerado máximo exponente de la pintura futurista.

Caligrama de Apollinair
Caligrama .- Guillaume Apollinaire

 

El número de seguidores de nuestro moderno hombre solo iba in crescendo, no solo a nivel cuantitativo, si no cualitativo: artistas de la talla de Apollinaire o del polifacético Pierre Albert-Birot, se convirtieron en acérrimos devotos de Marinetti.

Marinetti en París junto a Russolo, Carrá, Bossioni (1912)
Marinetti en París junto a Russolo, Carrá, Bossioni (1912)

No contento con sus dos anteriores publicaciones futuristas, decidió atacar y reinterpretar a  su manera la estética de las diferentes artes, ya que consideraba que el cine, la música, el teatro e incluso la danza se encontraban en un estado “decadente y degenerado”.

Cada manifestación de nuestra vida va acompañada del ruido. El ruido es, por tanto, familiar a nuestro oído y tiene el poder de reclamarnos inmediatamente a la vida misma .- Manifiesto musical del Futurismo

Fervoroso defensor de la guerra, no dudó en justificar la entrada en la Primera Guerra Mundial de Italia en el año 14, alistándose meses después en el batallón de ciclistas Lombard, dónde resultaría herido en combate.

Battaglione Lombardo
Miembro del Battaglione Lombardo (Primera Guerra Mundial)

En 1918, tuvo la genial idea de meterse en política, fundando el Partido Futurista, un formación muy próxima a las ideas fascistas: anticlerical, antimonárquico y de corte nacionalista Italiano. Este partido sería un fuerte apoyo para que  Mussolini lograra su ascenso al poder en 1922.

Filippo Tommaso Marinetti con uniforme (1915)
Filippo Tommaso Marinetti con uniforme (1915)

Fue nombrado miembro de la Reale Accademia d`Italia en 1929, escaño desde el cual generaría de nuevo una multitud de publicaciones, todas de carácter futurista (inmiscuyéndose incluso entre los fogones). Antes de esto,  publicó  el “Manifiesto du tactilisme” que se adelantaría a las teorías del Dadaísmo sobre los “poemas-objeto”,  generando un nuevo vórtice en el futurismo que se conocería como “Aeropintura”.

A.Gauro Ambrosi, Aeroritratto di Benito Mussolini aviatore
A.Gauro Ambrosi, Aeroritratto di Benito Mussolini aviatore

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, muy inspiradora para él, publicaría un libro de poemas para el Ejército Italiano:Poesia Armata. Poco después,  se enrolaría como voluntario para luchar en el frente ruso, aunque pronto cayó enfermo y fue evacuado a Italia.

Murió de un ataque al corazón el 02 de diciembre de 1944, mientras escribía poemas épicos sobre los comandos de buceadores de combates de la Regia Marina, los Flottiglia Decima MAS.

Filippo Tommaso Marinetti (Italian, 1876–1944) Vive la France
“Vive la France” .- Filippo Tommaso Marinetti (1915)

El hombre más moderno del mundo quiso crear una vanguardia dentro de las mismas vanguardias. No quiso que fuera una corriente artística más,  quería un movimiento humano que implicara a las personas, que cambiara totalmente la percepción de todas las cosas y dotara de una gran vitalidad todos los aspectos de la vida. Quizás pecara de agresiva, pero el ronroneo de los motores obnubilaba su mente.


Fuentes:

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: