{05/10/1919} La conquista del cruce de caminos: “El desfiladero de Fondak”

Tal día como hoy, el desfiladero del Fondak queda en poder de las tropas españolas.

portada-efemerides

cerco-de-fondak

Días antes, alrededor del 25 de septiembre, el Comandante General de Ceuta informaba que una columna bajo su mando había ocupado los objeticos de Azib-el-Abbas y las alturas de Ain Hamus, sin novedad. El general Berenguer, participaría en esta operación envolvente, siendo el encargado de la toma del monte Cónico, considerado la llave del desfiladero del Fondak.

Mapa de operaciones del día 25 de septiembre de 1919
Mapa de operaciones del día 25 de septiembre de 1919

27 de septiembre. El general Vallejo, con fuerzas venidas desde Tetuán, ocupaba—con alguna que otra baja— las posiciones de Yebel Sidi Dautez y Yebel Hedia, dominando así el desfiladero del Fondak.

mapa-operaciones

El teniente coronel Alberto Castro y el coronel Sanjurjo estaban al mando de las dos columnas de los hombres del general Vallejo.

Las órdenes eran las de estrechar todo lo posible el cerco sobre el Fondak, atacando por el lado de Tetuán. Tras las pasadas de la aviación (dos F-50 comandados por Sáenz de Buruaga) para limpiar la zona de PACOS, pudieron tomarse las dos posiciones de Dautez y Hedia, consideradas las más fuertes.

Farman F.50 español
Farman F.50 español (fuente: aviationcorner.net)

Las tropas de Ceuta, apoyadas por las de Larache, tenían la orden de adelantar por los desfiladeros del Fondak y tomar el monte Azib-el-Abbas, desde donde se dominaba una gran extensión del valle de Telatza.

Mientras, el general Silvestre trataba de llegar con dos batallones de cazadores, aunque se retrasaron por el estado del terreno. Avanzando a lo largo del Telatza, se topaban con barrizales que impedían el tránsito normal de los convoyes, teniendo que suspender la operación por imposible.

El General Silvestre
El General Silvestre

La primera parte de la operación había sido dirigida por Berenguer, hacerse con “la llave” era esencial. Sus baterías fueron las primeras en romper el silencio y Berenguer ordenó el avance del resto de tropas.

Mehal.la jalifiana desfilando
Mehal.la jalifiana desfilando

Las columnas de Castro tomaron el frente del monte Cónico. La caballería de la Mehal-la Jalifiana en vanguardia, regulares en retaguardia, todos ellos cubiertos por cinco compañías de infantería de la Mehal-la y por los cazadores de Llerena componían las mencionadas columnas.

Veinte bajas, la posición estaba tomada. Berenguer recibía la novedad desde la cresta del Cónico a través de un heliógrafo: “El Monte Cónico esta en nuestro poder”.

El defensor del Fondak es conocido de los españoles, antiguo aliado y ahora enemigo: el Raisuli (o el Raisuni), al que llaman “el sultán de las montañas” —estaba bien aprovisionado, aunque bloqueando, y cobrando derecho de paso a todo viajero— en esa posición la comunicación entre Ceuta, Larache, Tetuán y Tánger. La liberación de este cruce de caminos era esencial para restablecer el normal funcionamiento del Protectorado Español.

croquis-operaciones-abc

Día 5 de octubre. Los ingenieros militares tenían ya construido un fuerte en la cima del Cónico en el que asentaron algunas baterías de artillería con las que barrieron la entrada del desfiladero.

Las fuerzas de Silvestre avanzaron sobre la kábila de Wad-Ras —cuartel general del Raisuli— defendida con trincheras y alambradas. Siempre en mente se tuvo las operaciones del general Prim, cuando en la famosa batalla de Wad-Ras tuvo que realizar 5 asaltos para tomar el Cónico. Pero el monte ya estaba tomado por Berenguer, el camino estaba asegurado y el aparente problema resuelto.

Las fuerzas del Raisuli trataron de impedir el avance, pero se veían obligadas a retroceder por la artillería que los contenía. Más de 4000 proyectiles se dispararon aquella jornada, desde diez baterías, todos lanzados estratégicamente para destruir las posiciones y blocaos enemigos tratando de causar el menor número de bajas posibles.

recorte-abc-toma-conico
recorte de prensa ABC

La toma del desfiladero del Fondak había sido algo muy seguido por la prensa nacional, era la primera que se dotaba de equipamiento, material y mayor presupuesto al ejército de África. Esto se vio en los dos aviones F50 y los vehículos que se utilizaron en retaguardia (además de la capacidad artillera y los hospitales de campaña llevados a la zona).

Porta del ABC del días 6 de octubre de 1919
Porta del ABC del días 6 de octubre de 1919

Sería la columna del general Barrera la que caería sobre el Fondak, mientras el resto, bajo la atenta mirada de la aviación española, ocupaba todas las posiciones estratégicas.

noticia-de-la-toma

Tras reconocer la zona del Fondak, se observó que había quedado lleno de túneles por los que habrían escapado los del Raisuli. También se encontraron numerosos grilletes con los que el “sultán de las montañas” castigaba a los que no le eran fieles.

Se supo que el Raisuli se había retirado a Taxaró (Kábila de Beni Arás) a 35 km de la posición, escapando por aquellos túneles y consiguiente internarse en las montañas.

recorte-1recorte-2



Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Puedes dejar un comentario

Te podría interesar...

Close
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: