Descubren la “cámara de los espías” del siglo XVI en Moscú

Una construcción en el centro de Moscú ha sacado a la luz una curiosa sorpresa: una cámara construida en el siglo XVI diseñada para realizar escuchas a través de una antigua muralla.


La habitación estaba situada bajo los restos de las murallas de Kitai-Gorod, una de las zonas más antiguas de Moscú alrededor de la cual se disponía un impresionante sistema defensivo.

Sistema que habría sido construido para defenderse de los ataques tártaros y polacos.

Uno de los tramos del muro en la actualidad

Los arqueólogos creen que esta cámara de espionaje se utilizó sonretodo en el siglo XVII, en la guerra ruso-polaca; durante la cual, los polacos, lograron ocupar Kitai-Gorod.

Gracias a las paredes y techos abovedados, los sonidos del exterior se amplificaban, logrando escuchar los movimientos de los polacos al otro lado de las murallas, quizás no en los 2,5km de perímetro de todo, pero seguro que en un radio cercano era posible.

Interior de la cámara. Foto: Daily Mail

Posteriormente, en tiempo de paz, esa misma cámara fue utilizada para almacenar suministros.

Muro en el siglo XIX

 

Según Leonid Kondrashev, arqueólogo jefe de Moscú, la construcción de la cámara fue ordenada por Elena Glinskaya, madre de Iván el Terrible, en el siglo XVI.

Las murallas, junto a las torres fortificadas, de Kitai-Gorod fueron levantas entre 1536 y 1539 por arquitectos italianos.

Aquellas murallas, de las que queda muy poco, eran de las pocas en su tiempo capaces de resistir los embistes de las armas de fuego.

Torres y muro de Kitay-Gorod en el siglo XVII por A. Vasnetsov

En total, los arqueólogos recuperaron unos 150 artefactos que datan de entre los siglos XVI y XIX, la mayoría de los cuales son cerámicas de los siglos XVIII y XIX, incluyendo fragmentos de cuencos y ollas, así como una taza de cerámica intacta.

También se han encontrado munición de pequeño calibre, balas de cañón, puntas de flecha, monedas de cobre, clavos y cuchillos de hierro en la habitación.

Puedes dejar un comentario