Cómo hacerse rico en Babilonia

¿Cómo podía hacerse uno rico en Babilonia? ¿Qué relación tenían esos ricos con la economía redistributiva?

Para hacerse rico en Babilonia, primero hay que estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, como en cualquier otro lugar.

En el caso de Babilonia tendríamos que remontarnos a la época de mayor esplendor de la ciudad, concretamente al reinado de Hammurabi.

 

 

Hammurabi reinó en torno al 1792 hasta 1750 a. C., en esa época Babilonia era la capital de un imperio, la ciudad-estado estaba bien organizada y albergaba cerca de100.000 habitantes cuyos empleos iban desde el esclavo hasta la corte real.

 

Para estar “bien colocado” en la Babilonia del Siglo XVIII a.C. deberías de pertenecer auna buena familia puesto que la mayoría de los cargos administrativos eran hereditarios. Existía un gran número de población dedicada a la ganadería, con sus rebaños en propiedad o con rebaños del templo o de los reyes, pero siendo ganadero no te hacías rico.

Es bien sabido que el negocio por excelencia para hacerse rápidamente rico era el comercio y los negocios financieros (prestamos con usura, transacciones inmobiliarias, bancos de depósito…), también era rentable fundar una sociedad comercial o agrícola, en especial asociada a los intereses de los administradores del templo o reales.

La redistribución implica la existencia de un ente de referencia, en caso de la sociedad babilónica será el templo. Los bienes son dirigidos a este centro y desde allí se efectúa la redistribución a la comunidad. Cuando un individuo solicita recursos al centro, éste se compromete a devolverlos en la misma formao en otra, normalmente con una carga de interés en especie.

 

Los sacerdotes y administrativos del templo obtenían parte de los intereses y ofrendas entregadas como prebenda (isqu) que vendían (materias primas, alimentos, ganado,tierras…), obteniendo de este modo sustanciosos patrimonios alienables. Para ejecutar estas ventas entraban en juego las sociedades comerciales antes mencionadas, en la cual, un comerciante podía manejar estos bienes y obtener un beneficio para él y para sus clientes.

He aquí también la relación de los ricos con la economía redistributiva. El primer eslabón, obviando a la corte real, son los administrativos del templo o sumos-sacerdotes (alguno más rico incluso que el mismo rey, puesto que no tenía apenas gastos, ya que un rey debe mantener un ejército permanente y pagar a todos sus funcionarios), que son quienes coordinan la “banca” de la comunidad. El problema para alcanzar este estatus es el carácter hereditario del mismo. Hereditario era muchas veces cargos como los de escriba, artesano o adivino del templo, cuyos hijos eran conocidos como “los bien nacidos”, gente adinerada desde su nacimiento debido ala reciente aparición de la propiedad privada.

Sin más, nuestra forma de hacer riqueza en esa sociedad siendo un ciudadano libre y cualificado sería la de comerciante independiente profesional. Efectuando las transacciones, a un elevado interés, de las propiedades y bienes públicos,es decir, del templo, generaríamos un elevado rendimiento muy lucrativo para ambos. Siempre y cuando seamos capaces de mover el producto al lugar indicado y nuestras reinversiones sean para mejorar la estructura de nuestra empresa,compra de almacenes en otras ciudades, reserva de plazas en puertos, contratación de empleados para poder abarcar más zonas comerciales… Y fundar una corporación comercial que finalmente remataríamos creando una banca propia ya que la tendencia de la sociedad es adquirir el, siempre lucrativo, crédito. Invirtiendo en lo posible en plata, mucho más sencilla de almacenar, si lo que se pretende es crear un fondo para generar riqueza.



 

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

1 thought on “Cómo hacerse rico en Babilonia”

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: