Dioniso encuentra a Ariadne

  • Título de la Obra: Baco y Ariadne
  • Autor: Tiziano
  • Año: ca. 1520
  • Estilo: Renacimiento
  • Marco Espacio/Geográfico: Italia s. XVI
  • Ubicación actual: National Gallery, Londres (room 10 Titian and Venice 1500-1530)

PANEL ICONOGRÁFICO:

Dioniso (Baco)
Dioniso (Baco)

 Dioniso (Baco), coronado con una corona de vides, salta de su carro al contemplar a Ariadne, de la que se enamora a primera vista. 

En esta imagen parece que Dioniso acaba de arrojar algo… 

Ariadne
Ariadne

Ariadne, sobresaltada ante la presencia y gesto de Dioniso (Baco), aparece como temerosa.

Al fondo se puede ver el barco que se aleja, el cual nos remite al abandono de la princesa por Teseo en la isla de Naxos. 

La postura de Ariadne
La postura de Ariadne

La postura de Ariadne nos indica que el instante antes de aparecer Baco se estaba dirigiendo al bardo de Teseo que se aleja.

La corona de ocho estrellas
La corona de ocho estrellas

La corona de ocho estrellas que aparece en el cielo simboliza uno de los mitos relacionados con el encuentro.

Ariadne para creer que Dioniso era un dios le pide una prueba y este arroja al cielo una corona que transforma en la Corona Borealis.

Las panteras (a veces guepardos o leopardos)
Las panteras (a veces guepardos o leopardos)

Las panteras (a veces guepardos o leopardos) son los animales relacionados con Dioniso. Originarios de alguno de sus viajes por el lejano oriente suelen aparecer tirando de su carro de dios Olímpico o como vestidura del propio dios.

No, no es un sátiro, es Fauno
No, no es un sátiro, es Fauno 

No, no es un sátiro, es Fauno, que aparece arrastrando la cabeza de una ternera. Fauno acompañó a Dioniso en su campaña por la India.

En el mito romano el dios Fauno se sincretiza con el Pan griego. Deidades ambas de los campos y los pastores.

un sátiro
un sátiro

 Identificamos a nuestra derecha un sátiro, no debemos confundir con Fauno, cuya diferencia esencial radica en que el primero tiene pies humanos aunque el resto sea común a una cabra.

Las Ménades
Las Ménades

Las Ménades. Originalmente fueron las ninfas que se encargaron de criar a Dioniso y que posteriormente fueron poseídas por una locura mística infundida por él. Se sincretizan, aunque a veces no está muy claro, con las Bacantes del mundo romano.

Lacoonte
Posible representación de Lacoonte

Este es posiblemente el ser más complicado de identificar.

Podría tratarse de un gigante por su acepción de gran hombre desnudo, barbado y peludo, sumado a la presencia de serpientes, ya que los gigantes se decían tenían piernas serpentiformes.

Ha sido identificada también con la imagen de Lacoonte, un sacerdote troyano de Apolo que estuvo a punto de desbaratar el plan de los aqueos quemando el caballo. Fue devorado por dos serpientes marinas (Caribea y Porce) que intentaban matar a sus hijos.En la imagen aparecen dos serpientes, así que podría tratarse de su representación.

La conocida estatua del Lacoonte fue encontrada en 1506, muy cercana en el tiempo a la creación por Tiziano de esta obra. ¿Un posible homenaje?

Podría tratarse también de Príapo, ya que este personaje formaba parte del grupo que acompañaba a Dioniso y no lo vemos por ninguna parte.

Sileno
Sileno

Sileno, dios menor de la embriaguez, aparece dormido sujetado por otro personaje que lo aguanta sobre el lomo de una mula. Su equivalencia latina sería Silvano.

Se dice que ayudó mucho a Dioniso, lo educó y participó en la Gigantomaquia ayudando a derrotar al gigante Encélado.

Se denomina comúnmente Sileno a los sátiros ya viejos.

Junto con la cabeza que Fauno arrastra esta pieza nos indica el sacrificio que se acaba de producir, seguramente dentro de alguno de los ritos Dionisíacos (o Bacanales).

Normalmente se asocia a este tipo de ritos el sacrificio de un macho cabrío y el sacrificio de la ternera está asociado a Hera, aunque podrìan ser varios los animales que se sacrifican en estos ritos a Dioniso.

Tras la elevada pata se ve como un hombre carga una pesada tinaja, seguramente repleta de vino.

instrumentos de las ménades
instrumentos de las ménades

Los instrumentos de las ménades también son dignos de análisis. La más avanzada está haciendo sonar unos címbalos y la de atrás una pandereta, y al fondo un pequeño ser parece que hace sonar un cuerno.

Las procesiones de ménades con música se asociaron también a los cultos con Cibeles, una de las diosas madre anteriores a Hera, relacionada asimismo con la fertilidad.

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: