El antiguo Museo del Ejército de Madrid

Museo que estaba ubicado en el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro

Por Real Orden de 29 de marzo de 1803 se crea el Real Museo Militar en el madrileño palacio de Monteleón; antepasado directo de nuestro actual Museo del Ejército -y antepasado del de Artillería.

La institución fue creada al abrigo de las ideas ilustradas que, con afán de conservar y difundir la cultura castrense, idearon un lugar en el que poder exponer piezas y objetos relacionados con la historia militar.

Palacio de Monteleón. Valentín Carderera, 1850 (Fundación Lázaro Galdiano).
“Palacio de Monteleón”; Valentín Carderera (1850) [Fundación Lázaro Galdiano]
Debido a su peculiar ubicaciónCuartel de Monteleón-, y a la necesidad de armas en la ciudad de Madrid durante la Guerra de la Independencia, el museo sufrió numerosos robos y daños. No fue hasta 1814, con el final de la ocupación francesa, cuando Fernando VII ordena el traslado de todas las piezas al Palacio de Buenavista (R.O. 8 de marzo 1816).

En 1827, aún en Buenavista, se decide dividir las colecciones en dos museos independientes: el de Artillería y el de Ingenieros.

Catalogo del Museo de Artillería (1849)
Catalogo del Museo de Artillería (1849)

Durante la regencia de Espartero (1840-1843), la parte de Artillería es trasladada al Palacio del Buen Retiro, ya que el Palacio de Buenavista pasaría a ser la residencia oficial del General. El Salón de Reinos, del Palacio del Buen Retiro, único edificio del conjunto en condiciones para albergar un museo, fue el escogido. Las reformas en el edificio, la ubicación de las piezas y “musealización” no terminaría hasta 1871.

Durante este tiempo se van creando otros museos militares de las diferentes Armas del Ejército, como el de Infantería, con sede en el Alcázar de Toledo.

En tiempos de la Segunda República, por Decreto 16 diciembre 1932, se crea el Museo Histórico Militar. Este museo se crea con el fin de centralizar los museos que, durante el siglo anterior, se fueron creando bajo el patronazgo de las cuatro Armas y los Cuerpos Comunes.

Se reúnen así, en una misma sede: Infantería, Caballería, Artillería, Sanidad, Intendencia e Ingenieros. Es el nacimiento de la colección original del Museo del Ejército.

Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y…: Año LXXXIII Número 29305 – 1932 diciembre 17

Tras la Guerra Civil, se dispone por Orden de 30 de diciembre de 1940 que el Museo Histórico Militar pase a denominarse Museo del Ejército, manteniendo como sede el Salón de Reinos.

Muchos de nosotros conocimos de niños este Museo; en esa ubicación que sobrecogía, apasionaba y hacía volar nuestra imaginación…

En 1965 se crea, por Decreto 335/1965 de 5 de febrero, un Patronato del Museo del Ejército con la misión de llevar a cabo un proyecto de traslado del Museo del Ejército al Alcázar de Toledo.

A finales de 1969, la falta presupuesto para el acondicionamiento del histórico Alcázar, aplaza el traslado. Dejando, en las salas reformadas del Alcázar, algunas piezas en exposición permanente. A pesar de la anulación del traslado, en 1979, se crea la Sección Delegada del Museo del Ejército en Toledo.

El 24 de julio de 1996 se retomó el proyecto del traslado aprobándose finalmente.

El Museo del Ejército de Madrid cerraba sus puertas en el año 2005, el 30 de junio. La reubicación en el nuevo emplazamiento terminaría en el año 2009, procediendo a su inauguración oficial (Real Decreto 636/2010 de 14 de mayo) el 18 de junio del 2010.

Su cambio de sede no ha quedado exento de polémicas. Diversos grupos sociales acusan “pérdidas” y “expolio” en este cambio. La Asociación de Amigos del Museo del Ejército de Madrid ha publicado un libro en el que critica este cambio, informado en el resumen del mismo que:

El Museo del Ejército, heredero del Real Museo de Artillería, el tercero más antiguo de España, existió en Madrid desde su creación hasta el año 2005 en que fue materialmente deshecho con la excusa de su traslado al Alcázar de Toledo. Además, en Toledo se exponen solo la mitad de los fondos que se podían admirar antes del traslado, por lo que, el pretexto principal para el desalojo del Museo –cuadruplicar su superficie expositiva– no era cierto. Así se ha privado al visitante del testimonio de lo que ha sido su verdadera Historia. La Asociación de Amigos del Museo del Ejército de Madrid interpuso dos recursos contencioso-administrativos y ha luchado, y lucha, por su reintegración, si quiera parcial, a la capital de España. Como colofón de nuestro trabajo, hacemos un llamamiento al Gobierno, a la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, para que en la centenaria y hoy abandonada sede del Museo, se agrupe una parte significativa de sus piezas para su disfrute por los aficionados a la historia de España

Obras de acondicionamiento del Alcazar

Entre críticas, acondicionamiento del Alcázar y el traslado se sucedieron hechos como el que ABC informaba en sus páginas de febrero del año 2005:

Los agentes cazaron al caco con los útiles que había utilizado para forzar las puertas, y con un lienzo de grandes dimensiones y un cable de cobre que había sustraído

¿Realmente se realizó el traslado de todas las piezas de forma correcta?

¿Por qué no se expone la mayor colección militar de Europa en el nuevo Museo?

¿Cómo quedará la reforma del viejo Salón de Reinos? 

La Tizona en el Salón de Reinos

 

Webgrafía:

  • Catalogo del Museo de Artillería (1849)
  • Real Decreto 636/2010, de 14 de mayo, por el que se regula el funcionamiento y se establece la estructura orgánica básica del Museo del Ejército.
  • Reseña en prensa sobre el libro “El expolio del Museo del Ejército”
Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: