30 Ordenes Militares y de Caballería españolas (parte 2)

 

Enumeramos a continuación la segunda parte de nuestro trabajo (serán 3 /ver parte 1)

Órdenes Militares y de Caballería Españolas”

 

11. Isabel la Católica:

La Real Orden de Isabel la Católica se instaura por orden del rey Fernando VII en 1815, inicialmente como Real y Americana Orden de Isabel la Católica. Su fin era el de premiar la lealtad realista en los territorios de ultramar.

En 1998 se aprobó su nuevo Reglamento, en el que se mantenía el maestrazo en la figura del rey de España, pasando a ser canciller de la Orden el Ministro de Asuntos Exteriores.

La definición actual es: “premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional“.

12. Lirios

No se tiene claro si la fundación de esta Orden fue instituída por D. García, heredero de Sancho IV, rey de Navarra, o por el propio Sancho.

Cuentan que fue durante una batalla, en la que el rey de Navarra llevaba como guión una imagen de una Virgen con guirnaldas de lirios, cuando este guión se convirtió en un rayo cegador que cegó a los sarracenos . Por este motivo decidió rememorar este hecho tan importante fundando la “Orden de los Caballeros de los Lirios”, en honor de a Nuestra Señora dela Encarnación.

Su divisa era esta virgen vestida de blanco y orlada de lirios con esta leyenda:

Deus primum christianum servet

13. María Cristina

La Orden militar de María Cristina vigente desde febrero de 1890 a 1931, año en que varía el modelo de insignia sustituyendo los símbolos monárquicos y variando los colores de las bandas por los republicanos.

Recibió en nombre en honor de María Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929), reina regente de España en aquel momento y madre del rey Alfonso XIII. Se destinaba a recompensar grandes hazañas, los hechos heroicos, méritos distinguidos.

La Orden fue desapareciendo en los años del a república, desapareciendo tras la guerra. La Cruz de Guerra (creada en 1937) es la más similar en diseño, con lo que se cree que los modelos utilizados para la anterior sirvieran para la nueva.

 

14. María Luisa

 

Real Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa fue creada por Carlos IV, su esposo y rey de España, en abril de 1792.

Se trataba únicamente de una distinción femenina. Con ella recompensaba a las mujeres nobles que se distinguieran por sus servicios  a la corona.

El decreto republicano de 24 de julio de 1931 la abolió. Pero tanto Alfonso XIII, como su hijo Juan de Borbón, otorgaron bandas de esta Orden a princesas de su familia; éste último a sus hijas las infantas Pilar y Margarita, para conmemorar sus dieciocho años.

También le fue concedida a doña Sofía de Grecia al convertirse en Princesa de España en 1962 y la lució en la ceremonia de proclamación de éste el 22 de noviembre de 1975.

Las actuales Damas nobles de esta Orden que permanecen con vida son:

– Infanta Alicia, duquesa viuda de Calabria (princesa de Parma).
– Infanta Pilar, duquesa de Badajoz.
– Infanta Margarita, duquesa de Soria y Hernani.
– La Reina Doña Sofía (princesa de Grecia y Dinamarca).

15. Mehdauia

 

A pesar de haber sido una Orden creada por un jefe extranjero, la Wissam al-Mahdawiya (Orden de la Mehdauia) la estableció el Príncipe Mulay Hasan bin Mahdi, Jalifa de Tetuán en agosto de 1926. Se creó para recompensar los servicios prestados en el Protectorado.

La insignia de la Orden está constituida por una estrella de seis puntas, símbolo del Protectorado y enseña del Jalifa (hasta 1956). Lleva inserta en su interior un Sol poniente reflejado en un mar. En su reverso figura en árabe una inscripción que dice “Muley el Mehdi Ben Ismail glorificado por Dios“. Su cinta era de un verde llamativo atravesado por una franja blanca.

Se organizaba en cinco categoría: bronce, plata y oro y placas de plata y oro, añadiéndose por Decreto Visirial de 10/05/37 la categoría de Gran Collar, sólo para Jefes de Estado, y por Decreto de 06/08/45 las categorías de lazo, cordón, banda y Gran Cruz destinada a las damas.

En la mayoría de los Museos Militares españoles hay ejemplos de esta insignia, una de mis favoritas.

16. Merced

La Ordo Beatæ Mariæ Virginis de Redemptione Captivorum se fundó en 1218 por Pedro Nolasco, un joven mercader de Barcelona.

Este mercader se dedicó a pagar rescates de prisioneros cristianos a musulmanes. Tras fundar la Orden, muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. Su fin era la realización de una buena acción, sin esperar nada a cambio.

Fue apoyado en su fundación por el rey Jaime I el Conquistador.

Con el antiguo objetivo de la redención de cautivos, la Orden de la Merced trabaja hoy en día en la defensa de la dignidad de la persona, redimiéndoles de lo que es indigno para ellos, de todo lo que esclaviza, como el hambre, la necesidad, la droga o la cárcel.

 

17. Montesa

El rey Jaime II de Aragón, instituyó la Orden de Montesa en el año 1317, para lo cual cedió el Castillo de la Villa valenciana de Montesa, el Castillo de Montesa marcaba por aquel entonces la frontera con los sarracenos.

La Orden, aprobada ese mismo año por Juan XXII, recibió armamento y numeroso material de lo decomisado a los templarios. Su primer Maestre fue Don Guillen Herin. Dependía el nombramiento de sus caballeros del maestre de Calatrava, una dependencia un tanto incómoda para los reyes aragoneses, ya que no atendía las peticiones de nombramiento del rey.

Su divisa, en inicio, era una cruz roja (sin flores) y el manto capitular blanco. Más tarde, a principios del siglo XX, adoptó una cruz de paño con la de gules inscrita en el centro

El último Maestre fue Pedro Luis Garcerán de Borja (1572), marqués de Navarrés, hijo del duque de Gandía, hermano de Francisco de Borja, elegido a los 17 años. Este último fue destituido y ejecutado por homosexual por la Inquisición de Valencia. Tras su ejecución el Gran Maestrazgo pasó a los monarcas hispanos. Por lo que el Rey de España es el actual Gran Maestre de la Orden.

18. Monte Gaudio

Fue una de las Órdenes Militares más importantes del siglo XII, con una amplia presencia internacional.  La Orden de Santa María del Monte Gaudio de Jerusalén. Se la conoce con otros nombres, como Orden de Montjoie o bien Orden de Trufac. Como tantas otras tiene su origen en el Reino de Aragón.

Fue fundada por un caballero de la Orden de Santiago –Rodrigo Álvarez de Sarria, que era conde de Alfambra- antes de partir a tierras de Jerusalén (7 de julio de 1172).

El cuartel general de la orden estaba en el Monte Gaudio, la colina en donde la cruzada tuvo la primera visión de Jerusalén; de ahí su nombre («mons gaudii»).

El emblema de la orden es una cruz roja y blanca, similar a la de Malta.

En la famosa batalla de los Cuernos de Hattin (1187), alcanzarían su mayor fuerza de combate, a pesar de eso, ninguno de los caballeros de la orden sobrevivió.

El resto de la orden permaneció en Aragón hasta que en 1221 Fernando de Aragón la integró en la Orden de Calatrava.

19. Paloma

A veces encontrada como “Orden del Pichón”. Fue una orden militar fundada por el rey Enrique III de Castilla en 1397, aunque se especula también que pudo ser en 1383 por su padre, Juan I. A pesar de estas especulaciones, se sabe que su duración fue efímera. Apenas duró uno o dos años.

Como tantas otras, su fin, era el de la defensa del catolicismo en aquellos tiempos de batallas contra los musulmanes. Pero en vez de dedicarse a las batallas, los caballeros de esta Orden organizaban grandes banquetes en los que se servían palomas como plato principal, los banquetes degeneraban en grandes festines y esto, al llegar a oídos de la gente, llegó a identificarse este animal con la promiscuidad. La mala fama manchó el nombre de la Orden y se procedió a su disolución.

Se pueden encontrar referencias a esta Orden en multitud de libros sobre gastronomía en la historia, en donde comentan las propiedades afrodisíacas de la carne de pichón, causa de la disolución (y a lo mejor fundación) de la citada hermandad.

Sus miembros solían llevar una paloma colgada de un collar.

20. San Fernando

La Real y Militar Orden de San Fernando, es más importante Orden militar española.

Instituida por las Cortes de Cádiz el 31 de agosto de 1811, es quizás la primera Orden militar del Estado moderno español. Su nombre se refiere al rey Fernando III de Castilla.

Es una Orden que ha ido adaptándose a la realidad de las Fuerzas Armadas a través de los tiempos. Como primera Orden militar del estado, tiene por objeto recompensar el valor el reconocido valor heroico y el muy distinguido, como virtudes que, con abnegación, inducen a acometer acciones excepcionales o extraordinarias, individuales o colectivas, siempre en servicio y beneficio de España; para lo cual su ingreso en la misma puede producirse mediante diferentes recompensas como la conocida Laureada de San Fernando, máxima recompensa militar de España.

La Laureada ha premiado desde su inicio, sin distinción de clases, el valor militar frente al enemigo en el campo de batalla en todos sus grados, desde las acciones muy distinguidas a las heroicas.

El Reglamento de la Orden del año 2001 recuperó su espíritu fundacional, volviendo a premiar los hechos muy distinguidos, que se habían suprimido del reglamento de 1920, al crearse en 1918, la Medalla Militar Individual para recompensar dichas acciones. Ésta acertada recuperación ha hecho que se revitalice la Orden, al ingresar en ella los Caballeros Medallas Militares.

21. San Hermenegildo

Orden Militar en la que, por tiempos, mediante instancia solicitud y una serie de requisitos, los suboficiales y oficiales de todos los ejércitos pueden formar parte.

Fue creada por Fernando VII al terminar la Guerra de la Independencia en 1814 .Su primer reglamento se publicó en 1815.

Para poder ingresar en la Orden resulta necesario que el militar haya observado una conducta profesional en todo conforme con las reglas de comportamiento y deberes que imponen las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, una conducta intachable, y que además el desempeño de sus cometidos militares se haya caracterizado por su perseverancia en el servicio, por su constancia en el servicio. Estos dos conceptos conducta intachable y constancia en el servicio, son los elementos esenciales que perfeccionados durante un determinado periodo de tiempo, tiempo de servicios efectivos, habilitan para el ingreso o ascenso en la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Etiquetas

Miguel Ángel Ferreiro

Militar de carrera, Historiador del Arte (UNED) e investigador. Entre África y Europa, como el Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Close
A %d blogueros les gusta esto: